Por Juan Blanco

Día de entrenamiento es una de esas películas claustrofóbicas que quitan el aire, con dos actores de gama alta, y con un director que por fin se propone hablar en serio; el resultado es una de esas sorpresas imperdibles, aunque nos cueste un ojo de la cara, o todas las uñas de los dedos.

Día de entrenamiento: Un paseo por el infierno 2


Después de pavonearse entre héroes inverosímiles y chicas agresivas en la poco seductora Asesinos Sustitutos, el director Antoine Fuqua se pone firme como nunca se hubiese esperado en Día de entrenamiento.

La anécdota comprende veinticuatro horas en plena calle de Los Angeles, donde el novato oficial de policía Jake Hoyt (un sutil Ethan Hawke) está siendo evaluado por el experimentado detective de la división de narcóticos Alonzo Harris (Denzel Washington). Si todo sale como Hoyt espera, al día siguiente ya podría ser un Narc, pero para eso debe dar hoy una muy buena impresión de sí mismo y, por supuesto, sobrevivir a este particular día de entrenamiento.

La pregunta entonces es muy concreta: ¿podrá alguien tan honorable como este iniciadoDía de entrenamiento: Un paseo por el infierno 3 pasar un día entero con el detective más imprevisible del precinto? Todo de ahí en más se reduce a experimentar el sufrimiento de estos tipos acompañándolos en sus rutinas, en sus trivialidades; llegar a captar el olor de las calles para poder explicarnos las miserias de aquellos cuya maldición es transitar por ellas. Y ese es precisamente el punto fuerte de Día de entrenamiento: el llevarnos de viaje durante un día en que nos vamos a sentir acalorados, molestos, inseguros, un día en que no sabremos si confiar mucho en unos pocos, o desconfiar absolutamente de todos.

Día de entrenamiento: Un paseo por el infierno 4Fuqua se dispone a jugar con esta caja de trucos que trabaja la confianza como un arma de doble filo, y cuyo propósito no es más que desconcertar entre diálogos bien pulidos y con la ambigüedad que encierra uno de los personajes más enigmáticos y odiosos que pudo concebir el cine en mucho tiempo; lo último es posible gracias a Denzel Washington. Para este veterano, como todo un retórico consumado, el viejo arte de la persuasión no es más un simple paseo por el asfalto caliente de “La Ciudad Infierno”.

Día de entrenamiento es una de esas películas claustrofóbicas que quitan el aire, con dos actores de gama alta, y con un director que por fin se propone hablar en serio; el resultado es una de esas sorpresas imperdibles, aunque nos cueste un ojo de la cara, o todas las uñas de los dedos.

Día de entrenamiento: Un paseo por el infierno 1Título: Día de entrenamiento
Titulo original: Training Day
Director: Antoine Fuqua
Género: Crimen policial, Drama, Thriller
Intérpretes: Denzel Washington, Ethan Hawke, Scott Glenn y Tom Berenger
Duración: 120 minutos
Origen: Estados Unidos
Año Realización: 2001
Distribuidora: Warner
Fecha Estreno: 07/03/2002

Puntaje 9 (nueve)

No hay comentarios

Dejar una respuesta