Por Juan Blanco

A Davedevil: El hombre sin miedo le falta agudeza en los libros, tacto en la composición general de puesta en escena, y esa visión privilegiada que podría hacer de la fantasía del comic-book algo sin precedentes y hasta antológico. Una pena.

Daredevil – El hombre sin miedo: El demonio vestido de rojo 3


Daredevil es un Stan Lee ilustrado. No deja de tener todo lo que el papá de Spiderman y Hulk, entre otros miembros de su prole, siempre procuró para sus héroes: el pasado tormentoso, la mutación en algo fantástico y condenatorio, la damisela en peligro a quien socorrer, y villanos inescrupulosos a quienes derrotar para saciar la sed de venganza y, de paso, asegurar la prevalencia de la justicia.

Pero la presencia de los “lugares comunes de Stan Lee” no asegura la precisión de Daredevil Daredevil – El hombre sin miedo: El demonio vestido de rojo 4a nivel cinematográfico ni su éxito como producto (algo que sí le otorgó sus tantos méritos a Spiderman, y quizás haga lo propio con Hulk). Aunque cabe destacar que detrás de la araña se escondía la dirección de Sam Raimi (Rápida y Mortal) y el guión de David Koepp (Ojos de Serpiente), y que junto a la bestia verde se encontrará a otro monstruo como Ang Lee (El Tigre y el Dragón) a cargo del lente y a James Schamus (The Ice Storm) tras la pluma.

Daredevil – El hombre sin miedo: El demonio vestido de rojo 5Y no son detalles menores, porque a Davedevil le falta justamente agudeza en los libros, tacto en la composición general de puesta en escena, y esa visión privilegiada que podría hacer de la fantasía del cómic-book algo sin precedentes y hasta antológico. Todo gracias a la falta de pericia de su escritor-director Mark Steven Johnson, un tipo que tal vez haya leído parte del legado de Stan Lee como para captar el tono de sus héroes y respectivas anécdotas, pero que no entiende lo suficiente del aparato cinematográfico como para traducir a Lee en imágenes que marquen algún tipo de diferencia.

Matt Murdock (el siempre insípido Ben Affleck) es un abogado que combate a los felones con la ley durante el día, y con los puños por la noche bajo la fachada de Daredevil. A la luz del sol se viste de traje, y bajo la luna se calza el cuero y agarra los juguetes para ajusticiar a aquellos que el sistema judicial no condena como corresponde. Es más facho que Batman, pero más vulnerable que Súperman: es un Marvel, todo un demonio vestido de rojo. De niño Daredevil – El hombre sin miedo: El demonio vestido de rojo 6perdió la vista en un accidente a causa de unos químicos que lo alteraron físicamente, dándole en recompensa por la pérdida de su vista una agudeza descomunal en sus sentidos restantes. Por eso, Matt podrá ser invidente, pero dista de ser un inválido. Claro está que le gusta una chica, casualmente una superheroína llamada Elektra (en la hermosa piel de Jennifer Garner), que ocasionalmente lo cruzará con gente de muy mala onda, como el magnate Kingpin (el morochote Michael Clarke Duncan) y el psicópata sin remedio Bullseye (un sobreactuadísimo Colin Farrell), cosa que no sólo le creará enemigos fuera de la ley, sino también dentro de ella (y ahí vienen Spiderman y Hulk, héroes también falsamente acosados). Punto aparte para la prensa: otro karma.

Tal como se aclaró al principio, Daredevil es apenas un Stan Lee ilustrado, con algunas secuencias de acción que destilan una buena dosis de ocurrencia coreográfica (lo del radar Daredevil – El hombre sin miedo: El demonio vestido de rojo 7auditivo es todo un hallazgo y está debidamente explotado) y otra de gran despliegue técnico. Pero también es dueña de un buen número de situaciones sin sentido directamente proporcionales a sus gratuidades estéticas, lo cual no resulta siempre tan malo como suena, pero sin dudas convierte al 50% de la película en un absoluto desperdicio. Pero lo más grave del asunto es lo concerniente al tema de la ilustración, ya que Daredevil se conforma tan sólo con mantener el respeto hacia los códigos de Stan Lee de una forma tan absorbente, que no repara ni siquiera por un minuto en lo astuto que hubiese sido re-crear a partir de una excelente premisa, y encima contando con un soporte tan maravilloso e infinito en posibilidades como lo es el cine mismo. Una pena.

Daredevil – El hombre sin miedo: El demonio vestido de rojo 2Título: Daredevil – El hombre sin miedo
Titulo Original: Daredevil
Director: Mark Steven Johnson
Género: Acción, Basado en comic, Crimen
Intérpretes: Ben Affleck, Jennifer Garner, Michael Clarke Duncan, Colin Farrell y Joe Pantoliano
Duración: 103 minutos
Origen: Estados Unidos
Año Realización: 2003
Calificación: Apta para todo público
Distribuidora: Fox
Fecha Estreno: 20/03/2003

Puntaje 5 (cinco)

No hay comentarios

Dejar una respuesta