Terror clase “B” bien producido que roba descaradamente de obras del género a las que no les llega ni a los talones. Discretamente actuada por un reparto de desconocidos (exceptuando al eterno Michael Ironside) el filme se aferra con uñas y dientes a una premisa insostenible desde cualquier punto de vista. Un trabajo muy poco convincente del director Dave Payne…

Noche diabólica: Robando ideas (y mal) 1

Puede que no sea apreciado masivamente pero el género de terror cuenta con sus fieles seguidores en todo el mundo. Es la única razón por la cual se mantiene vivo cuando hace rato que se agotaron las ideas que suelen nutrirlo. Es que las limitaciones argumentales siempre fueron un déficit insoslayable en esta clase de relatos excepto escasas y honrosas excepciones. El cine de autor -en el que brillaron maestros como Mario Bava, Dario Argento, David Cronenberg o John Carpenter- ya no es la que fue y todo lo que tiene para ofrecer el mercado son productos adocenados y franquicias al parecer inagotables (ahora que el productor Moustapha Akkad pasó a mejor vida quizás nos den un descanso con la saga de Halloween) con profusión de adolescentes descontrolados y asesinos impávidos que sólo consiguen aburrir en un 99,9 % de los casos. Lo que nos va poniendo en tema para analizar Noche diabólica, una película independiente bastante pasable como entretenimiento, digna en su faceta técnica, pero a la larga decepcionante debido a la inconsistencia de su historia.


El director, guionista y también compositor Dave Payne ha robado de lo lindo para hilvanar Noche diabólica: Robando ideas (y mal) 1una trama cuanto menos descabellada donde es fácil advertir reminiscencias de Destino final, Dead end (no estrenada comercialmente en Argentina pero exhibida en el Festival de Mar del Plata edición 2004) y algún episodio de La dimensión desconocida. El detalle que diferencia a Noche diabólica de estas últimas está directamente relacionado con su título en inglés (fíjense los esfuerzos que hago para no revelar data relevante) aunque no es sencillo de inferir sin determinado contexto. Por eso les pido que me crean cuando asevero que el “novedoso” recurso empleado es harto caprichoso y casi tan indignante como la vuelta de tuerca final de Alta tensión (Haute tension, 2003).

La excusa que desencadena los eventos es una fiesta rave en el desierto a la que tres muchachos y dos chicas intentan asistir compartiendo coche y gastos. Por el camino sufren Noche diabólica: Robando ideas (y mal) 2el accidente de rigor que los deja varados en un aislado motel a la espera de alguien que pueda proveerles de combustible. Extrañamente los empleados y los clientes del lugar han desaparecido, la radio sólo produce estática y en apariencia los caminos se encuentran cerrados por algún percance desconocido. Al grupo se suma un hombre maduro que llega manejando su motor home y que ha perdido misteriosamente a su esposa esa misma mañana. Algo o alguien comienza a atacarlos y eso es todo amigos: no voy a revelar nada más. Quien quiera sacarse las dudas que se haga cargo si después considera que le vendieron gato por liebre.

Dosificando con cuentagotas algunos golpes de efectos medio chapuceros (hay uno bien truculento en un prólogo poco feliz) Dave Payne carga las tintas con su propia música Noche diabólica: Robando ideas (y mal) 3intentando compensar lo que no puede lograr por otros medios. Discretamente actuada por un reparto de desconocidos (exceptuando al eterno Michael Ironside) el filme se aferra con uñas y dientes a una premisa insostenible desde cualquier punto de vista por más ganas que uno le ponga. Como modesta producción clase “B” que es, el destino más lógico de Noche diabólica debería haber sido el lanzamiento directo en DVD. Elogiable la fe descomedida que le tuvieron en la distribuidora y una pena que a obras superiores estrenadas en formato hogareño (Los tres entierros de Melquíades Estrada, Domino o Entre besos y tiros por mencionar sólo unas pocas) no les ocurriera lo mismo.

Noche diabólica: Robando ideas (y mal) 2Título: Noche diabólica
Titulo Original: Reeker
Director: Dave Payne
Intérpretes: Devon Gummersall, Tina Illman, Derek Richardson, Scott Whyte, Arielle Kebbel y Michael Ironside
Género: Gore, Horror, Misterio
Duración: 89 minutos
Origen: Estados Unidos
Año Realización: 2005
Calificación: Apta para mayores de 13
Distribuidora: Eurocine
Fecha Estreno: 15/06/2006

Puntaje 4 (cuatro)

No hay comentarios

Dejar una respuesta