Por Maximiliano Curcio

Antoine Fuqua es un director tan efervescente como irregular. Dichas características vuelven a ponerse de manifiesto en este nuevo policial en la senda de Día de entrenamiento pero con resultados mucho más dispares que aquel filme con Denzel Washington.

Los mejores de Brooklyn: En la boca del infierno 7A lo largo de la última década Antoine Fuqua se ha mantenido activo en el sector más industrial de Hollywood brindando tanto films arriesgados (Día de EntrenamientoTraining Day, 2001-) como olvidables (Lágrimas del SolTears of the Sun, 2002-). Los Mejores de Brooklyn (Brooklyn’s Finest, 2009) intenta una suerte de evolución al policial mencionado y con suerte dispar.


Richard Gere, Ethan Hawke y Don Cheadle interpretan a tres policías -antihéroes en esencia- de Brooklyn (cada uno con una historia diferente y paralela a la del otro), quienes por diversos motivos se ven enfrentados a una serie de acontecimientos personales que ponen Los mejores de Brooklyn: En la boca del infierno 4en juego su sentido del deber, del respeto y del honor hacia su profesión, llevando sus vidas hacia un espiral irrefrenable; a un estallido emocional que los confronta con sus miedos y sus obligaciones morales mas intrínsecas. Un cast estelar (al que se suma un renacido Wesley Snipes) a la cabeza de este drama policial repleto de tensión dosificada con inteligencia, carga emocional, fluidez narrativa y también un desarrollo bastante convencional no ajeno a ciertos clichés más que conocidos del género, donde narcotraficantes o policías encubiertos jugarán los roles habituales.

Las tres historias tienen como denominador común un contexto atravesado por un ambiente marginal, donde dominan las pequeñas pandillas de narcotraficantes y la corrupción policial se desliza desde los niveles más inferiores, proponiendo así un juego de vidas cruzadas en el que la carga dramática se acentúa a medida que nos adentramos en la psiquis y las motivaciones de estos seres. Fuqua focaliza este policial en el aspecto humano de estos servidores de la ley -en algunos casos fuera de ella- que dan vida a una historia con un relieve dramático considerable. El director se toma su tiempo para adentrarnos en el comportamiento de estos hombres que se debaten entre el deber, la lealtad, los excesos y los peligros que la vida policial depara.

Con reminiscencias a la serie policial televisiva The Shield, cuya vertiente contundente ha Los mejores de Brooklyn: En la boca del infierno 5marcado toda una tendencia estética en el género, el autor de Los Mejores de Brooklyn desarrolla con acierto y veracidad una profesión muchas veces salpicada por la integridad quebrada, la autodestrucción, el caos y la corrupción, donde la culpabilidad oscila como un péndulo sobre los inocentes, con ferocidad y sin piedad alguna, apuntando a la sociedad norteamericana y a sus males menos erradicables.

Fuqua parece un perfecto escultor de sus personajes, o un pintor que no deja detalle sin plasmar en su lienzo. En su pintura no hay lugar para el sentimentalismo, la compasión o la blandura. Sus retratos son duros, crudos, casi de un tono documental. Hay calles violentas y personajes oscuros que de modo catártico expulsarán su furia contenida. Existe un halo de amargura y de pesimismo en estos seres trágicos, sin escape alguno. Los planos asfixiantes sobre sus rostros casi no los dejan respirar, sus conciencias tampoco.

Los mejores de Brooklyn: En la boca del infierno 6

El guión no esconde sus limitaciones a la hora de brindar un desenlace que no logra despojarse del común. Sin embargo, el gran mérito del realizador es crear climas apropiados que generen la atmósfera de peligro constante y necesaria. El aura opresiva que los rodea es una Brooklyn insoportablemente riesgosa y por un momento parecería que va a caerles encima a sus propios personajes. Sólo por un instante, pues un condescendiente y tímido Fuqua borra con el codo parte de lo escrito con la mano y elige un desenlace en el cual un mayor espíritu incisivo hubiera sido políticamente menos correcto e inmensamente más disfrutable.

Los mejores de Brooklyn: En la boca del infierno 2Título: Los Mejores de Brooklyn
Titulo original: Brooklyn’s Finest
Director: Antoine Fuqua
Género: Acción, Crimen, Drama, Thriller
Intérpretes: Richard Gere, Don Cheadle, Ethan Hawke, Wesley Snipes, Vincent D’Onofrio, Brian F. O’Byrne, Will Patton, Lili Taylor y Ellen Barkin
Duración: 132 minutos
Origen: Estados Unidos
Año Realización: 2009
Distribuidora: Distribution Company
Fecha Estreno: 20/05/2010

Puntaje 6 (seis)

El staff opinó:
-Durante sus primeros minutos Los mejores de Brooklyn (Brooklyn’s Finest, 2009) parece una versión ampliada de Día de entrenamiento (Training Day, 2001) pero de a poco va creciendo hasta convertirse en un film coral tan ajustado como fulminante. Antoine Fuqua sabe dónde golpear, nos devuelve al Wesley Snipes “actor” y a fin de cuentas ofrece un retrato realista acerca del siempre contradictorio accionar policial.- Emiliano Fernández (8 puntos)
-La acción pendular entre la culpa y la redención es el nexo conductor de este policial tortuoso del director de Día de entrenamiento, que pese a un desenlace un tanto forzado logra la tensión justa para desnudar los mecanismos perversos del accionar policial tan poco cuestionado por el cine Hollywoodense…- Pablo E. Arahuete (7 puntos)

No hay comentarios

Dejar una respuesta