victoria aficheDirección: Sebastian Schipper
Año: 2015
Duración: 138 minutos
Clasificación: Mayores de 13 años
Intérpretes: Frederick Lau, Laia Costa, Franz Rogowski, Burak Yigit, Max Mauff.
Horarios
: http://www.villagecines.com/peliculas/victoria#horarios

Por Pablo Arahuete

Comentario: Muchas veces se considera al plano secuencia como un rasgo de exhibicionismo gratuito de los directores de cine. En el caso de Victoria (2015) los 138 minutos de plano secuencia generan la atmósfera ideal para que el espectador asista a una experiencia cinematográfica de gran atractivo y adrenalina.


La noche interminable y el desplazamiento cuidadoso de la cámara por las calles nocturnas, adueñándose del lugar en el movimiento preciso y no fatigoso ayudan a comprender la significancia del recurso para comenzar en una discoteca bajo la efervescencia festiva y terminar en pesadilla, donde la protagonista pasa por tantos estados que van de la euforia a la angustia en un segundo, siempre enmarcada en el riesgo de lo desconocido y la aventura para salir de la rutina y el pozo emocional en el que se encuentra. Sin lugar a dudas la propuesta más original de este festival.victoria foto 1

Sinopsis: Victoria, una joven madrileña, conoce a cuatro chicos en Berlín a la salida de un boliche, que harán que su estadía se vuelva inolvidable. Ellos quieren que la noche no tenga fin y uno sospecha que las cosas no resultarán bien para ella. Efectivamente el momento de fiesta se va a ver teñido por una deuda del pasado de uno de los chicos del grupo. Victoria termina asumiendo un rol clave en lo que comienza como una alocada aventura, que se transforma rápidamente en una pesadilla. Repentinamente se dan cuenta que esta situación es a todo o nada… Aunque al principio la historia parezca ir por un rumbo con toques de comedia romántica, termina dando un giro hacia el suspenso y la acción, que nos dejara cautivos y sin aliento. Una película sobre jóvenes adultos que quieren más, sobre el amor a primera vista y el agitado ritmo de una gran ciudad. Un filme con un ritmo vertiginoso, salvaje, diferente, tal vez la propuesta más revolucionaria del cine alemán de los últimos años. Una de las particularidades de la película es que está filmada con un solo plano secuencia, realizado con mucha precisión; ya que filmar 140 minutos de una vez y que salga bien es algo complejo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta