Por Pablo Arahuete

En ¡Salve, Cesar! (2016), la nueva película del dúo irreverente Joel y Ethan Coen, conviven varias películas, por un lado el homenaje a la época dorada de Hollywood con base en los grandes estudios, el starsystem y los entretelones de mega producciones -como la del título- en plenos rodajes y por otro la excusa de una historia que entrelaza varios relatos para dejar en claro la mirada crítica sobre el sistema industrial y básicamente sobre la fagocitante Hollywood y su mundillo de negocios en detrimento del cine.¡Salve, César!: Los Coen atacan de nuevo 3

En quien recae la mayor parte de la aventura es en el personaje interpretado por Josh Brolin, Eddie Mannix, quien además de tener nombre de detective de policial negro es en realidad un ejecutivo de Hollywood –el verdadero existió y trabajaba para MGM- ¡Salve, César!: Los Coen atacan de nuevo 4cuya función es que la maquinaria no se detenga ante ningún contratiempo, ya sea el rapto de su principal estrella (George Clooney) en manos de un grupo de guionistas comunistas o los escándalos que la prensa amarilla amenaza revelar y que comprometen a las figuras más rutilantes del firmamento como la que interpreta Scarlett Johansson, quien debe ocultar un embarazo bajo un ardid judicial muy interesante.


¡Salve, César!: Los Coen atacan de nuevo 2Pero el costado cínico o trasgresor, teniendo en cuenta que estamos frente a una película que no repara en gastos y tampoco en elenco, es haberle dado a Scarlett un papel pequeño, mientras ella se erige como un icono de la industria actual. Todo lo contrario ocurre con George Clooney en plan de autoparodia y la simpática mueca contra el sistema a partir de la toma de conciencia de la explotación de Hollywood a sus trabajadores.

Sin embargo, del lado del homenaje la película de los Coen rescata esa mística de la ¡Salve, César!: Los Coen atacan de nuevo 1factoría de los sueños y evoca aquella energía en géneros que hoy son descartados por varios ejecutivos como el western o los musicales al estilo Fred Astaire. Sobre este particular es increíble la performance de Channing Tatum en una coreografía donde realmente se advierte la idea de homenaje de los creadores de Fargo (1996).

¡Salve, César! cuenta con una galería de personajes muy bien delineados y construidos en base a las copias de aquellos actores de los 50, además de contar con una enorme cantidad de chistes, guiños cinéfilos y situaciones que llaman a la risa sobre todo por los remates y que sin lugar a dudas son una de las marcas del cine de los hermanos Coen, más allá de dar siempre en la tecla con el estado de la actualidad hollywoodense y su compromiso con el cine que más les gusta producir.

¡Salve, César!: Los Coen atacan de nuevo 6Título: ¡Salve, César!
Título original: Hail, Caesar!
Director: Joel Coen, Ethan Coen
Calificación: Apta para todo público
Género: Comedia, Sátira
Duración: 106 minutos
Origen: Estados Unidos, Reino Unido
Intérpretes: Josh Brolin, George Clooney, Alden Ehrenreich, Ralph Fiennes, Scarlett Johansson, Tilda Swinton, Frances McDormand, Channing Tatum, Jonah Hill, Veronica Osorio
Año realización: 2016
Distribuidora: UIP
Fecha estreno: 28/04/2016

Puntaje 8 (ocho)

No hay comentarios

Dejar una respuesta