Tras su paso por la 18ª Edición del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI), El Eslabón Podrido, la nueva película de Valentín Javier Diment protagonizada por Marilú Marini, Luis Ziembrowski y Paula Brasca, tendrá su estreno comercial el próximo 2 de junio. Luego, el film continuará su recorrido por importantes muestras internacionales.

En junio llega a los cines El Eslabón Podrido 2

 


Luego de su exitoso paso por festivales internacionales y su reciente presentación en la 18ª Edición del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI), El Eslabón Podrido, el tercer film dirigido por Valentín Javier Diment (La memoria del muerto, 2012), llegará a las salas argentinas el próximo 2 de junio. Tras su paso por la sección Noches Especiales del BAFICI, donde el público agotó las funciones y la crítica la destacó entre  las películas más potentes de la 18ª edición, El Eslabón Podrido, tendrá su estreno comercial en Argentina y continuará exhibiéndose en festivales alrededor del mundo, como el Imagine (Amsterdam), Fantaspoa (Porto Alegre, Brasil), Fant Bilbao (Bilbao, España), Macabro (México), entre otros.

 

La película fue presentada por primera vez como work-in-progress en el Festival de Cannes, en una gala organizada por Blood Windows. En 2015 el público de Sitges le otorgó el Premio del Público, y ganó el premio a la Mejor Película en la XIII Semana de Cine Catacumba en Godelia, España. Recorrió festivales de cine de género de Londres, Bruselas, Bogotá y México, recogiendo elogios tanto de público como de la crítica.

 

Protagonizada por un grupo de grandes actores encabezados por Marilú Marini, Luis Ziembrowski y Paula Brasca, El Eslabón Podrido es un cuento de horror alegórico que propone al espectador un juego hipnótico de intrigas y tensión sexual que lo tendrá en vilo hasta el último segundo. El director Valentín Javier Diment combina lo mejor del cine de género con una mirada original, que le imprime una marca de autor y a la vez lo vuelve un film accesible al gran público.

 

La historia se desarrolla en un pueblito aislado, donde vive Raulo (Luis Ziembrowski), leñador, retrasado mental, de unos 50 años. Su madre es Ercilia (Marilú Marini), una curandera que está senil; y su hermana es Roberta (Paula Brasca), la prostituta joven y favorita del pueblo. Ellos se cuidan y se quieren incondicionalmente. Pero ante la sensación que tiene Ercilia de proximidad de su muerte, le insiste a Roberta con una amenaza: si llega a tener relaciones con todos los hombres del pueblo, el pueblo la desechará, la descartará, y ella morirá. Solo queda un hombre en el pueblo con quien no estuvo: Sicilio (Germán de Silva), el marido de la otra prostituta, que está enamoradísimo de ella. Si su esposa se entera que estuvo con ella no dudaría en asesinarlo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta