Por Alex Arellano

El proyecto de la bruja de Blair (1999) quizás sea una de las mejores películas de horror con el formato “Found Footage”, que se refiere a las escenas de la ficción develadas al público como material real. Casi siempre, este material termina por ser una vieja cinta encontrada en un sótano o altillo, y desde ese punto de partida comienza una historia de investigación y suspenso, como ya las conocemos.Blair Witch, La bruja de Blair: La bruja ha vuelto 4

En este caso, La bruja de Blair (2016) se muestra como una secuela de la película original del ´99, y plantea la búsqueda de respuestas por parte de James Donahue, hermano de la desaparecida Heather en aquel año. James todavía sufre la pérdida de su hermana y ya en la universidad plantea junto con un grupo de amigos ir a investigar el famoso bosque de Black Hills para encontrar alguna pista de Heather. Los cuatro amigos, fuertemente equipados con la última tecnología de GPS y cámaras, se adentrarán en el bosque para descubrir qué pasó realmente.


Blair Witch, La bruja de Blair: La bruja ha vuelto 2Adam Wingard, director de una extensa filmografía de terror, ha realizado una aceptable labor. El realizador ha utilizado muy bien los planos de “cámara en mano” y los efectos especiales para provocar el suspenso y el miedo que requieren este tipo de películas. Pero sin dudas el mayor acierto de Wingard ha sido la explotación de la oscuridad, un recurso del cual quizás abusó un poco, pero que significaba la constante posibilidad del susto al espectador. El director ha tenido grandes aciertos dentro de esta obra, entre ellos las escenas del desenlace y puntualmente el final.

Los protagonistas, James Allen y Callie Hernández, quienes interpretan a James Donahue y Lisa Arlington, han tenido la difícil tarea de transmitir el horror que sienten sus personajes al ser perseguidos por presencias desconocidas. Quizás Lisa explotó más características de su rol que James, pero ninguno de los dos termina por convencer al espectador con sus interpretaciones. Por momentos, los personajes parecen perder la espontaneidad de las reacciones, lo que los hace poco creíbles.

El guión es otro de los puntos altos de La bruja de Blair. Los girosBlair Witch, La bruja de Blair: La bruja ha vuelto 1 argumentales dan por resultado una trama rica en coherencia y sentido, que no deja ningún cabo librado al azar. Esboza la libertad de presuponer el destino de cada personaje, que conjugado con haber visto la película original, dan por resultado la intuición del escenario final también. Pese a esto, el guión se va desarrollando lenta pero dinámicamente, las escenas tienen giros inesperados y provocan mucha intriga, suspenso y miedo al espectador.

La bruja de Blair (2016) es una película de horror con el mismo formato “Found Footgate” que provocó el éxito de su antecesora, pero dieciséis años después de su estreno la repercusión de El proyecto de la bruja de Blair decantó en una interminable cantidad de realizaciones con el mismo formato, que requieren una excelente elaboración de guión, interpretación actoral y dirección de cámara, como para poder hacer honor al género. En este caso, la dirección y el guión estuvieron atinados a lo que la realización apuntaba, pero el debe estuvo en los actores que no terminan de convencer al espectador. Detalles como el final de la obra o la constante sensación de susto hacen que el film termine por no desilusionar completamente.

Blair Witch, La bruja de Blair: La bruja ha vuelto 6Título: Blair Witch, La bruja de Blair
Título original: Blair Witch
Dirección: Adam Wingard
Intérpretes: Callie Hernandez, James Allen McCune, Brandon Scott, Wes Robinson, Corbin Reid
Calificación: Apta para mayores de 16 años
Género: Terror, secuela
Duración: 89 minutos
Origen: Estados Unidos
Año de realización: 2016
Distribuidora: Alfa Films
Fecha de estreno: 15/09/2016

Puntaje 6 (seis)

No hay comentarios

Dejar una respuesta