Por Pablo Arahuete

Reseña: Los resortes de la moral y la ética se tensan y dejan entrever las consecuencias de las decisiones en situaciones extremas. La intensidad deNosotros los monstruos: Wir Monster 1 esta ópera prima se vive a cada minuto y gana dramatismo hasta la coda, algo previsible y tal vez cuestionable, en términos cinematográficos.

Lo que resulta innegable para Nosotros los monstruos (2015) es la eficacia del planteo y la oscuridad que avanza en la transformación de los adultos cuando los pre adolescentes marcan las enormes diferencias en base a los afectos y a los efectos de la sobreprotección.


Dirección: Sebastian Ko – Duración: 95 minutos – Año: 2015 – Intérpretes: Mehdi Nebbou, Ulrike C. Tscharre, Janina Fautz, Marie Bendig, Ronald Kukulies, Britta Hammelstein

Sinopsis: Todos somos monstruos. O al menos podríamos serlo. ¿Qué no haríamos por nuestros hijos? ¿Dónde trazamos los límites para protegerlos? ¿En qué circunstancias se puede quebrar el inquebrantable vínculo que nos ata a ellos? Estas son las cuestiones a las que se enfrenta Paul cuando su hija adolescente Sarah le confiesa que acaba de matar a su mejor amiga. El verdadero relato, la verdadera perturbación, empieza cuando los padres toman el control y los designios de su hija. Entre el perdón y la condena, padre y madre, divorciados, encontrarán un motivo común para convivir de nuevo, para hacer frente común, abocados a una espiral de apariencias y mentiras que arrastran al espectador a la perplejidad. Sebastian Ko conduce su primer largometraje con precisión, tensando sus implicaciones morales, construyendo los necesarios espacios de reflexión y radiografiando a una generación que cada día se aleja más de sus progenitores.

Trailer

No hay comentarios

Dejar una respuesta