Por Alex Arellano

Yo y Kaminski (2015) es una comedia alemana en la que el foco del género por momentos queda eclipsado por la trama. Sin embargo, esto no es algo negativo, sino que da por resultado una obra más que interesante.Yo y Kaminski - Ich und Kaminski 1

Sebastian Zölner, interpretado por Daniel Brühl, es un periodista egocéntrico, deseoso de fama, éxito y dinero, encargado de escribir la biografía de un reconocido pintor mundial del Pop Art, Manuel Kaminski, interpretado por Jesper Christensen.


El nudo de la historia comienza cuando el periodista se acerca a la casa del artista para para entrevistarlo y así obtener el material para su libro.

Yo y Kaminski - Ich und Kaminski 2El pintor es un anciano ciego, acostumbrado a escuchar maravillas sobre su arte y también ser el centro de atención, es un artista con un carisma inigualable. Por su parte, el escritor es un hombre muy extrovertido, pero carente de carisma, un periodista con una interesante trayectoria, cuyo ego está por las nubes.

La interacción entre los protagonistas es de lo más atrayente de la obra, ya que Zöllner necesita sí o sí contar con Kaminski, y esto lo pone en la incómoda situación de respetar todos los caprichos del artista.

La dirección del aclamado Wolfgang Becker es maravillosa, desde los paisajes, hasta el armado de las escenas, todo tiene un sentido puntual, incluso, el vestuario de cada personaje, todo es extremadamente estético y los contrastes entre el principio de la película y el final están muy bien explotados. Becker culminó una obra con mucho dinamismo, humor y sobre todo una transición a lo largo del film que es realmente enriquecedora.

El guión es una adaptación del libro homónimo, del cual Becker se encargó deYo y Kaminski - Ich und Kaminski 3 sacarle el mayor jugo posible, de explotar lo que la imaginación suponía y darle vida a cuadros y situaciones que se encuentran sólo en la mente del lector. Por ende, para cada quien es diferente la visión. Dentro del guión, también hay humor negro, con situaciones impensadas.

Yo y Kaminski es una obra que dará que hablar. Además del humor y de las buenas actuaciones, el film busca un fin superador: contar una historia sobre la benevolencia de la fama y el éxito y la vejez y el amor.

Dirección: Wolfgang Becker – Duración: 120 minutos – Año: 2015 – Intérpretes: Daniel Brühl, Jesper Christensen, Amira Casar, Denis Lavant, Jördis Triebel, Geraldine Chaplin

No hay comentarios

Dejar una respuesta