Por Alex Arellano

Reseña: La adolescencia es un momento de muchos cambios internos, mentales y físicos. Como es conocido no todos los adolescentes disfrutan de esta etapa. Es más, la mayoría la suele pasar mal. Los contextos familiares, los amigos del colegio (o la falta de ellos) y la actitud de cada persona pueden jugar un rol fundamental para este individuo en esa feroz etapa. Coconut Hero se convierte en un drama que muestra las desdichas de un joven que anhela la muerte.Coconut Hero 1

Mike Tyson, no el boxeador, sino el protagonista de este film, es un sufrido adolescente que trata pegarse un tiro con un rifle. No consigue morir y para colmo se ve involucrado en una serie de sucesos inesperados, que tendrán a la muerte como una protagonista tácita y se fundirán en un drama con toques de comedia negra.


La característica principal de esta película es la ilusión de parecer una obra simple de entender. En este caso, la realización comienza con una trama “común”, un adolescente que se quiere suicidar. Sin embargo, lo importante está en los detalles, en el contexto, en la apreciación de los personajes periféricos y cómo cada uno de ellos influye en el protagonista.

Alex Ozerov, desarrolló un papel complicado como Mike Tyson, un adolescente cuyo único objetivo es morir, pero que al no tener nada por perder, automáticamente se convierte en alguien que tiene todo por ganar. Esto se volverá una complicación en el personaje que tendrá que transitar un duro camino que nublará su objetivo.

Cynthia Tyson, la madre de Mike, interpretada por Krista Bridges, es el papel fundamental de esta historia. Una madre con muchas contradicciones, muy preocupada por el “qué dirán” y poco concentrada en su propio hijo. Este rol, en conjunto con el de Frank Burger, el padre ausente de Mike, interpretado por Sebastian Schipper, son la explicación del guión y este drama.

El director Florian Cossen planteó un drama social que si bien ya ha sido abordado varias veces desde el cine, con algunos toques de distinción, logra desligarlo de lo ya visto. Uno de esos detalles es la falta de las redes sociales en un guión donde el protagonista es un adolescente contemporáneo. Esto marca fielmente el tipo de película que quiso mostrar el director. Una obra donde lo importante es lo humano y donde la carencia de ello no se suple con nada.

A pesar de los aciertos, Coconut Hero momentos se vuelve un tanto predecible, y el final quizás podría haber sido otro más interesante.

Dirección: Florian Cossen – Duración: 90 minutos – Año: 2015 – Intérpretes: Alex Ozerov, Krista Bridges, Sebastian Schipper, Bea Santos

No hay comentarios

Dejar una respuesta