Por Pablo Arahuete

Ecuación, los malditos de Dios es un thriller sobrenatural, que coquetea con elementos del drama y del terror en distintas proporciones y se inspira en leyendas urbanas, cuyo origen es una saga literaria local, Buenos Aires es leyenda del también guionista en este caso Guillermo Barrantes. En esta entrevista, su director Sergio Mazurek nos amplía sobre su segundo opus y acerca de su confianza en el género y en un equipo técnico de prestigio, ligado al cine de género argentino.Entrevista a Sergio Mazurek, director de "Ecuación, los hijos de Dios" 4

Pablo E. Arahuete: – La oportunidad de contar en el equipo con Fabián Forte y Daniel De La Vega ¿significó para vos un respaldo extra a la hora de encarar Ecuación?


Sergio Mazurek: – Sí, claro. Primero porque son unos grandes del cine de género, de extensa experiencia y profundo conocimiento del tema, pero principalmente porque son dos grandes amigos a los que conozco desde hace mucho tiempo.

Tuve la posibilidad de trabajar con ellos también en mi primera película: Lo Siniestro y ojalá tenga la oportunidad de seguir trabajando con ellos en la próxima.

P.E.A.: – Si bien en los últimos años el cine de género argentino creció en cuanto a propuestas y riesgo ¿qué considerás que falta aún para que la vara suba definitivamente? ¿Por dónde pasan las carencias hoy por hoy?

Sergio Mazurek: – Sí, estoy de acuerdo respecto al crecimiento del género en Argentina. Entrevista a Sergio Mazurek, director de "Ecuación, los malditos de Dios" 1Durante mucho tiempo intentar hacer este cine aquí consistía en una empresa casi imposible. Obtener los subsidios del INCAA necesarios para encarar estas producciones era casi un imposible. Pero se fue generando un cambio en los últimos años y comenzaron a surgir realizadores y productores interesados en hacer este cine.Y a salir subsidios del INCAA para películas de este género.

Creo que lo que le ayudaría a crecer aún más al género es lograr, mediante un aumento de propuestas y opciones, atraer a la parte del público que todavía no se acercó a este tipo de cine nacional, por prejuicio. Otro tema importante que entiendo podría generar un gran crecimiento sería la posibilidad de que los presupuestos de producción de estas películas puedan contar con cifras más grandes, ya sea mediante el crecimiento de subsidios o de la aparición de aportes de parte de productoras privadas importantes.

Eso acrecentaría la posibilidad de encarar proyectos más ambiciosos y no estar siempre atados argumentalmente a los presupuestos actuales, que terminan limitando.

P.E.A.: – ¿Qué aspectos de los mitos urbanos te resultaron atractivos para encarar este proyecto?

Sergio  Mazurek: – Sin dudas, los mitos urbanos nos daban la posibilidad de tener excelentes puntos de partida desde los cuales podíamos elaborar una buena historia, atractiva, atrapante y con el condimento especial de contener los elementos del género fantástico del cual el guionista y yo somos admiradores.

Esto lo confirmaba la importante llegada al público que tuvieron los relatos contenidos en los libros de la saga “Buenos Aires es leyenda”, de la cual Guillermo Barrantes, el guionista de Ecuaciónes uno de los autores. A ambos nos fascina ver cóomo el cuento colectivo, las historias que se transmiten de boca en boca, terminan convirtiendo lo fantástico en probable.

P.E.A.: – ¿Cómo trabajaste  con Guillermo Barrantes y qué prevaleció a la hora de definir el corazón de la historia?Entrevista a Sergio Mazurek, director de "Ecuación, los hijos de Dios" 2

Sergio Mazurek: – Fue un placer y un gusto trabajar con Guille, principalmente porque terminamos siendo amigos. Es por esto que ya estamos elaborando proyectos para seguir trabajando juntos. Como decía recién, nuestra prioridad fue siempre construir una buena historia de género partiendo desde el universo de las leyendas urbanas. De esa manera, tendríamos un argumento tan fantástico como cercano, ya que esa es una de las cualidades más importantes de los mitos urbanos: la cercanía. Lo extraordinario no se encuentra en un limbo lejano o inaccesible, sino que habita la misma ciudad que habitamos todos nosotros.

P.E.A.: – Uno de los puntos claves de Ecuación se lo lleva la percepción y los cambios de realidades ¿cómo trabajaste estas ideas desde la propuesta visual?

Sergio Mazurek: – Para mí, siempre la búsqueda de la estética de la imagen nace de un fuerte trabajo realizado en la preproducción, con la gente que se va a encargar de la imagen de la película. Estos, desde mi punto de vista, son el Director de fotografía, la Dirección de Arte y la cámara.

Con Leonel Pazos Scioli, el director de fotografía de Ecuación, no había trabajado antes; y la verdad fue espectacular lo que hizo, con pocos recursos y escaso tiempo. Logró crear las atmósferas planeadas y que a mi entender eran las necesarias para esta historia.

Lógicamente, lo de Leonel podía funcionar sólo si también podía contar con el concienzudo trabajo de Cecilia Castro y Martin “Brujo” Conti, ambos responsables de la dirección de Arte. Ellos generaron esos espacios tan inquietantes que requería la película.

Con Dany de la Vega, que hizo la cámara, nos conocemos hace mucho, somos amigos desde que éramos estudiantes de cine, hace aproximadamente un siglo, así que se nos hace muy fácil comunicarnos, ya que conocemos perfectamente las búsquedas y gustos de cada uno.

Otro elemento importante en la estética de la imagen de Ecuación fue la búsqueda de locaciones adecuadas que desde el guión ya pretendían una impronta específica,y que generaran un efecto de corrimiento temporal, entre un Buenos Aires actual, moderno y un espacio de antigüedad, algo gótico, por ejemplo la fachada de la Facultad de Ingeniería, los interiores de las iglesias elegidas, etc.

P.E.A.: – ¿Qué determina el género en cuanto a la propuesta cinematográfica? Dado que en este caso estás más cerca del thriller que del terror propiamente dicho.

Sergio Mazurek: – Desde mi punto de vista la película es thriller fantástico con elementos de terror psicológico, ya que como bien mencionás, tiene la estructura del thriller, pero con los elementos y ambientes que pertenecen en algunos momentos a lo sobrenatural, al fantástico.Entrevista a Sergio Mazurek, director de "Ecuación, los hijos de Dios" 1P.E.A.: – ¿Conocías la leyenda urbana en la que se apoya la historia del Heraldo en el Hospital Rivadavia?

Sergio Mazurek: – No hasta que Guillermo me la contó. Era ineludible la comparación con otros mitos internacionales como, por ejemplo, el mencionado de Mothman. Me pareció fascinante que semejante leyenda tuviera un “representante” en la Ciudad de Buenos Aires. Eso era muy atractivo y terminó siendo la semilla de la película.

No hay comentarios

Dejar una respuesta