Por Giuliana Bleeker

El irlandés John Carney (Once; ¿Puede una canción de amor salvar tu vida?) logra deleitar con este largometraje donde el género dramático, la comedia y el musical se funden en un magnífico composé para contar la historia de un adolescente y su banda de rock en los años ’80. Un  film sobre la búsqueda de identidad, el crecimiento y la música como refugio para las emociones.

El poder de la música


Conor (Ferdia Walsh-Peelo) es un adolescente de 15 años que vive en Dublin, Irlanda, junto a sus padres (Aidan Gillen-Maria Doyle Kennedy), quienes se están por divorciar. Completan el cuadro familiar su hermana mayor Ann (Kelly Thornton) y su hermano Brendan (Jack Reynor), seis años más grande, que abandonó la universidad y pasa sus días fumando y escuchando música. Como consecuencia de la crisis económica que afecta a Irlanda durante los primeros años de la década del ’80, sus padres deciden cambiarlo de colegio para ahorrar en gastos. En la nueva institución católica, Conor deberá padecer a sus compañeros abusivos y al déspota cura director del colegio, que se empeña severamente en censurar toda acción que no se ajuste a su moral. Pero entre tanta oscuridad, este joven encuentra en una misteriosa chica (Lucy Boynton) y en su anhelo por conquistarla una vía de escape que vendrá acompañada de un sueño: formar una banda de rock.

Amigos, formemos una banda de Rock & Roll

Sing Street: Este es tu Momento 3Ni bien Conor conoce a Raphina, ésta de forma engreída le dice que es modelo y que pronto se irá a Londres a cumplir con su objetivo. Ante la ineludible negativa de que la chica le pase su teléfono, a Conor no se le ocurre mejor idea que inventar que tiene una banda y que quiere que ella actúe en su primer videoclip. De ahí en más, el joven junto a su nuevo amigo del instituto, Darren (Ben Carolan), se verá en una carrera contra el tiempo. Entre los incipientes integrantes de la banda, el primero en ingresar es Eamon (Mark McKenna), un chico excéntrico obsesionado con los conejos que además es multi instrumentista. Junto a tres chicos más del vecindario forman “Sing Street”, en clara alusión al tormentoso colegio Synge Street al cual todos asisten. Al principio, este grupo de improvisados no saben ni que estilo quieren tocar, pero gracias a la influencia de bandas post punks y alternativas como Joy Division, The Cure y The Smiths, logran encontrar la expresión perfecta de una época en sintonía con sus estados de ánimo y el mundo que los rodea. Es que si hay algo que une a cada uno de los miembros del grupo es el malestar permanente de una edad llena de conflictos, hogares vulnerables y la cruda realidad de, como explica Conor en un momento, tener que vivir “tristemente feliz”.

Los hermanos sean unidos

Sing Street: Este es tu Momento 2La primera escena en que observamos un poco la relación de complicidad entre Conor y Brendan podría asimilarse a cualquier situación en la vida de un adolescente con un hermano mayor. Ambos están sentados en el sillón frente al televisor viendo fascinados un videoclip de la banda inglesa Duran Duran. Recordemos que estamos a principios de los ’80, en pleno auge de la difusión de videos de música, donde la cadena MTV ya había aterrizado su maquinaria y Thriller de Michael Jackson acababa de revolucionar la manera de contar historias a través de esos pequeños cortos musicales. Brendan no para de elogiar al bajista John Taylor mientras Conor lo escucha atentamente. Su hermano, al que toda la familia lo ve como un vago sin intenciones de progresar, es al mismo tiempo su mentor. En el transcurso del film, Brendan guía el camino de Conor como artista: le presta discos de bandas esenciales de la época como The Cure, le aconseja que arme sus propias canciones y que no se convierta en una banda de covers, que encuentre su identidad. También es el oído al que Conor recurre para hablar sobre Raphina, la atractiva y madura adolescente a la que quiere impresionar. Sin dudas, Brendan ve en Conor lo sueños que él alguna vez tuvo y que por alguna razón quedaron estancados en el camino. Conor tiene juventud, perseverancia, actitud y no está dispuesto a quedarse de brazos cruzados ante una pequeña ciudad que poco tiene para ofrecerle. Y allí está Brendan, impulsando a que su hermano se arriesgue por lo que realmente desea. Porque más allá de ser una película sobre la música, el primer amor y el crecer en una época tan particular, este es también un relato sobre dos hermanos unidos por un sueño.

John Carney: Magnetismo Musical

Sing Street: Este es tu Momento 5No es de extrañar que Sing Street sea una película sobre una banda de Dublin si consideramos que su director, el irlandés John Carney, no sólo creció en esa ciudad sino que fue el primer bajista de la banda The Frames, también oriunda de allí, hasta 1993. De hecho, Carney se hizo conocido en el ambiente del cine independiente gracias a su película Once (2007), donde otra vez el escenario de las calles de Dublin se presta para dar forma a una historia romántica con la música como punto de conexión. Cabe destacar que la película fue protagonizada por el actual cantante y guitarrista de The Frames, Glen Hansard, y la pianista checa Marketa Irglova, con la que el artista comparte un dúo musical paralelo en la vida real.

Las películas de John Carney tienen un toque personal, casi autobiográfico, que logra trasladarnos hacia ese universo indie de músicos amateur que exploran su arte con los elementos que tienen a su alcance, en un país donde las posibilidades de vivir de lo que uno realmente ama son escasas.

Otra de las particularidades de las cintas de Carney es que reúne a personas que no necesariamente son actores profesionales. En el caso de Sing Street, el director contó que hizo un gran casting buscando niños de toda Irlanda que no fueran actores ya que quería que sus expresiones fueran naturales. También, dejó una cuota de espacio para la improvisación para que así los jóvenes no sintieran la presión de estar ceñidos a un guión y todo resultara en un tono más divertido.

Sing Street fue estrenada en el Festival de Cine de Sundance, estuvo nominada como Mejor Película de Comedia o Musical en los Golden Globe Awards y era una posible candidata para colarse en los Oscars 2017 por la nominación a Mejor Canción Original. No pudo ser.

 

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta