Por Fernanda Gómez

Tarde de viernes en el Hotel Intercontinental, y el salón de la conferencia está sobre cargado de gente. Fotógrafos probando cámaras, periodistas entre charlas y risas, y el personal del hotel bastante quisquilloso. La espera fue larga, hasta que por fin aparecieron Claudia Fontán, Santiago Segura, Diego Torres, Diego Peretti y el director de la película Gabriel Nesci. Comenzaron la rueda de fotos correspondiente, chistes de por medio, cada uno tomó su asiento y comenzaron las preguntas. Los únicos más o menos sonrientes eran Fontán, Segura, Torres y Nesci. El que no parecía muy a gusto era Peretti, aunque no se rehusó a contestar ninguna duda o chiste que le hicieran.

La rueda empezó y los primeros en ser interrogados fueron Santiago Segura y Diego Torres. Al primero se le preguntó qué sentía al ver que el público argentino lo seguía desde sus primeras películas de Torrente, y al segundo se le consultó por cómo lograba un desfasaje entre el actor y el músico dentro de la película.


Segura respondió, con su clásica ironía, que estaba esperando que el gobierno le de la ciudadanía argentina, tal como había pasado en España con Ricardo Darín y con Diego Peretti. A su vez contestó que disfrutaba mucho trabajar en nuestro país, se sentía parte de la familia.

Torres, por su parte, afirmó que había sido complicado el tener que interpretar a un baterista, aunque era algo muy cercano a él por su trabajo como cantante. Pero, aun así, lo vivió como una experiencia completamente nueva, ya que pasar de estar adelante del escenario a estar detrás en la batería, era algo para destacar.

Conferencia de prensa Casi leyendas 2

Siguieron la rueda y se le preguntó a todo el elenco cómo fue trabajar la línea delgada que hay entre el drama y la comedia dentro del film. Peretti fue quien tomó la palabra esta vez, a lo que respondió que no había ninguna técnica especial para eso, sólo era necesario ceñirse al guion y, a partir de ahí, construir el personaje. Segura también aportó lo suyo, siempre con humor, diciendo que su vida siempre había sido un drama y la gente se reía igual, por lo que no entendía cuál era la línea entre la comedia y el drama. Por su parte, Gabriel Nesci agregó que, para él, “las mejores comedias están en las pequeñas tragedias de cada día”, y todo pudo componerse gracias al trabajo de los actores.

La pregunta por la banda de rock que se ideó para la película no tardó en llegar: ¿cómo fue la génesis de Auto reverse? El primero en responder fue Peretti, quien interpreta a la voz de la banda en la película, por lo que no faltaron las anécdotas correspondientes a cómo hicieron para grabar las canciones teniendo en cuenta su dificultad técnica. Gabriel Nesci continuó diciendo que a la hora de crear la banda era necesario que sonara lo más real posible, darle el marco histórico adecuado (el año 92), y también utilizar bandas de la época que sirvieran de inspiración (Soda Stereo y el brit pop).

Luego continuaron interrogando a Claudia Fontán, a quien le consultaron sobre cuál había sido su experiencia al interpretar a una paralítica en silla de ruedas. La misma respondió que le resultó dificultoso ya que ella acostumbra a moverse mucho cuando actúa, aunque desde el punto de vista del personaje le gustó mucho, ya que interpretaba a una mujer que se había acostumbrado a vivir con esa dificultad y no demostraba flaqueza alguna hasta que se encuentra con sus viejos compañeros.

Una vez más, consultaron cuál era el límite entre el humor “ácido” y el drama. Nesci, por su parte, contestó que “en el humor no hay límites siempre y cuando esté bien hecho”, para eso es necesario tener intérpretes que le hagan justicia a ese humor.

De nuevo se saltó a la cuestión musical del film, consultando por la composición de los tres personajes como músicos. Peretti de nuevo tomó la palabra, diciendo que lo más importante para ellos fue lograr que los protagonistas resultaran creíbles y no fuera necesario pensar si lo que estaban haciendo en el escenario dentro de la película era falso o no. Torres añadió que lo más acertado para ellos fue directamente “tirarse a la pileta” y ver de interpretar a los personajes de la manera más completa posible. Por supuesto, Segura acotó lo suyo, diciendo que fue muy estresante escuchar a Peretti cantar durante dos meses.

Casi leyendas: Nunca digas nunca 1

Nesci dedicó una parte de la respuesta a agradecer a todo el equipo que ayudó en la composición de las canciones y, sobre todo, los coach en la parte vocal de los actores.

Para completar la pregunta, se bromeó con la posibilidad de un cd de la banda sonora, algo que el director no descartó, alegando que seguramente los productores estaban pensando en eso.

Volviendo a la rueda de preguntas, se interrogó a Diego Torres, una vez más, si pudo soportar no estar cantando, a lo que respondió que siempre había sido su sueño interpretar a un baterista, bromeando a la vez con una supuesta carta documento que Peretti le habría enviado en el caso que a Torres se le ocurriera cantar en la película.

Tanto él como Peretti fueron consultados sobre cómo fue reencontrarse luego de haber filmado Papeles en el viento, a lo que respondieron que fue muy grato volver a verse, y pudieron intercambiar conocimiento sobre los personajes desde antes de empezar a filmar.

La siguiente pregunta fue para Santiago Segura, ya que en la construcción de la película también está involucrada su productora española, por lo que se le consultó el motivo por el cual él buscaba estar activo tanto delante de cámara como detrás de cámara. Segura volvió a responder con su humor característico diciendo que “para poder imponerse como actor, debía trabajar como productor, sino de otra forma no conseguiría trabajo”.

Continuaron con Fontán, donde le preguntaron cómo fue trabajar con los tres protagonistas, a lo que ella respondió que fue “una fiesta cada día de rodaje”, se llevaba muy bien con todos ellos, sobre todo con Santiago Segura, que la divertía siempre. Luego Nesci fue consultado por si había una tercera película en carpeta que siguiera la misma línea de Días de vinilo y de Casi leyendas, por lo cual él contestó que la música en las dos películas era casi una excusa, pero cada una de ellas tenía una historia distinta y el pasado servía para entender mejor el presente. A todo esto, Segura, Torres y Peretti entonaron cómicamente el estribillo de Algo del pasado, una de las canciones que conforman el film.

El cameo de Cae también fue un asunto para consultar, y el director mismo se encargó de responder que para que un actor se interprete a sí mismo, lo que se necesita es que tenga mucho sentido del humor, por lo que plantearle el desafío a Cae de desarrollar su personaje de los 90 fue un complemento extra muy bueno, donde la línea entre la realidad y la ficción se hace difusa.

Conferencia de prensa Casi leyendas 3

Continuaron por Segura, preguntándole en qué se basó para componer su personaje. El español contestó que tuvo que informarse lo suficiente acerca de las personas con enfermedad de Asperger, para poder lograr el mayor realismo posible, a su vez que el director también le facilitó información necesaria que contribuyera con la creación de su personaje.

Finalmente, y después de mucho reclamar el micrófono, nos tocó a nosotros el turno, y le consultamos a Gabriel Nesci en qué se basaba para construir estas relaciones de amistad en sus películas, tomando como base Días de vinilo y Casi leyendas. El director nos respondió que a él le interesaba mucho “hablar de vínculos que evolucionan a través del tiempo”, porque las amistades van mutando y se construyen con el paso de los años. En Casi leyendas, el punto a descubrir es qué tan amigos son los protagonistas, cuánto hay de afecto auténtico y cuánto hay de simple compañerismo.

Continuaron por otro lado preguntando por la originalidad de la banda, es decir, desde qué punto de vista la habían pensado. Nesci tomó la palabra de nuevo y contestó que ellos se basaron en conjuntos musicales que trascendieron en el tiempo, pero debían reconocer que había algunos que no lograban el reconocimiento en el momento y, aun así, se convertían en bandas de culto. Según el director, hay una tendencia a revalorizar el pasado, como siempre se dice, todo tiempo pasado fue mejor.

Para finalizar, la pregunta fue generalizada a todos los miembros de la mesa: se les preguntó por la convivencia durante el rodaje, y si Gabriel Nesci era un músico frustrado.

En parte, todos coincidieron en que la convivencia había sido muy buena. Diego Peretti manifestó sentirse muy cómodo con la gente que trabaja con sencillez sin centrarse en su propia vanidad, Segura hizo chistes sobre cómo fue convivir con sus compañeros de banda y un almuerzo fallido con Claudia Fontán, y Diego Torres acotó lo suyo bromeando sobre la suerte de tener un psiquiatra en el equipo (refiriéndose a Peretti).

Por último, Nesci no se consideró a sí mismo como un músico frustrado, ya que todas las canciones de la banda sonora fueron compuestas por él, aun así, no aparezca en pantalla para interpretarlas, y eso es algo en lo que todos coincidieron.

La conferencia terminó con aplausos por parte de toda la prensa. Todos los actores y el director le dedicaron un pequeño tiempo a las fotos y algunas preguntas extras, pero todo terminó a los pocos minutos, sin ningún problema y con bastantes comentarios positivos sobre la película.

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta