Por Giuliana Bleeker

Esta semana llega a los cines El Otro Hermano, de Israel Adrián Caetano. La película es un oscuro thriller basado en la novela Bajo Este Sol Tremendo, de Carlos Busqued, y cuenta con Leonardo Sbaraglia y Daniel Hendler en los roles protagónicos. 

Adrián Caetano es un cineasta con tendencia por las pequeñas historias. Sus films más renombrados dan cuenta de ello: Pizza, Birra, Faso (1998), pieza fundamental del denominado Nuevo Cine Argentino nacido por aquella década, retrata el día a día de una banda de cuatro pibes chorros que caminan las sucias y grises calles porteñas que parecen poco tener que ver con la ciudad de los teatros y las luces. En Un Oso Rojo (2002), el barrio de Berazategui se funde ante la lente de la cámara para contar un nuevo episodio en la vida de El Oso (Julio Chávez), un delincuente que acaba de salir de la cárcel y se encuentra con una familia que ya no es la suya. Y así podríamos seguir contando títulos. La fórmula de Caetano consiste en ir a buscar los resabios del sistema, aquellos personajes familiares que el neoliberalismo se encargó de dejar a un costado de la ruta, para ponerlos en el centro de la escena de un relato intrascendente para el mundo, pero determinante para sus vidas.


El Otro Hermano representa la vuelta de Caetano a su estado más puro. Esta vez, la esencia minimalista nos transporta hacia un pueblito casi desconocido del Chaco, llamado Lapachito. Hasta allí llega Cetarti (Daniel Hendler), un tipo común, pesimista, que vive en Buenos Aires y acaba de perder su puesto como empleado público. La madre y el hermano de Cetarti -con los cuales hace años ha cortado toda comunicación- fueron cruelmente asesinados por su padrastro y por eso él es llamado a reconocer los cuerpos (o lo que queda de ellos). En el pueblo se topa con Duarte (Leonardo Sbaraglia), un militar retirado y albacea del asesino de su familia, quien conoce a fondo el pueblo y sabe cómo sacar su mayor provecho. Duarte le ofrece cobrar un seguro de vida y luego repartirse el dinero, propuesta que a Cetarti le resulta muy conveniente ya que su objetivo es hacerse de unos buenos pesos para poder cruzar la frontera e instalarse definitivamente en Brasil. Sin embargo, pronto emergerán sus sospechas de que no se trata de un simple estafador y terminará viéndose involucrado en un negocio más turbulento del que podría imaginar.

El espacio donde transcurre la narración es quizá, no sólo un protagonista más, sino el principal actor de la trama. El pueblo de Lapachito es un lugar áspero, repleto de polvo y cosas viejas. Un pequeño mundo desamparado al costado del camino, donde los seres vivos más peligrosos no son aquellos que salen por debajo de las piedras sino los que no necesitan esconderse. Como en el inicio de Blue Velvet (1986), de David Lynch, donde esas bellas locaciones se ven empañadas por la toma de dos escarabajos comiéndose entre ellos, en esta película el contraste entre lo ideal y la pesadillesca realidad es inevitable. Aquí no hay lugar para la mística ni para los clichés sobre la vida simple que podemos encontrar en cualquier película yanqui del lejano oeste. En Lapachito la vida es infinitamente descomposición.

Las actuaciones de la dupla Hendler/Sbaraglia resultan excelentemente logradas. En el caso del actor uruguayo que saltó a la fama gracias a su papel en la comedia televisiva Graduados (2012), hay que decir que el personaje de Cetarti le calza perfecto y consigue llevarlo a escena de una manera muy natural, como pocos actores lo harían. Por lo general, los personajes de Daniel Hendler suelen tener muchas características en común y ésta no es la excepción. El perfil bajo, de perdedor, extenuado de las responsabilidades y que sin quererlo se vuelve una especie de héroe de lo cotidiano, llevan su firma.

Por otro lado, tenemos a Sbaraglia como Duarte, que es quien realmente se roba la película. Un personaje desagradable y vulgar, pero al mismo tiempo con aires de distinguido. Leonardo Sbaraglia se encarga de llevar al límite de la violencia a este ser siniestro, con un pasado oscuro, que nos remonta a la última dictadura militar y que, paradójicamente, logra el convencimiento de sus interlocutores gracias a su carisma.

A los papeles de Cetarti y Duarte, hay que sumarle el importante rol secundario que juega Danielito, interpretado por Alián Devetac. Danielito es el hermanastro de Cetarti, hijo de Marta (Ángela Molina) y del ex esposo y asesino de su madre. Se trata de un adolescente alienado, sin expectativas, que encierra una gran fragilidad y que resiste en ese medio a condición de vivir drogado todo el día con porros. Duarte se encarga de manipular al joven y reclutarlo como mano de obra para sus negocios ilegales. Ante la falta de un padre que lo abandonó por otra familia, Danielito ve en Duarte un modelo a seguir, un hombre con verdadero poder sobre el territorio. Sin embargo, la llegada de este nuevo hermano, sumado a otro acontecimiento determinante, producirá un despertar en el adolescente.

El regreso de Adrián Caetano a la pantalla grande supera con creces las expectativas. Una narración fluida, inquietante, intensa, con una dirección de actores sobresaliente que hace lucir a cada personaje, otorgándole momentos únicos a todos los actores secundarios. Mención aparte para la fotografía a cargo de Julián Apezteguía, que cuenta con una gran trayectoria al haber trabajado con los más respetables directores argentinos y que con Caetano se ha destacado en películas como Crónica de una Fuga (2006).

Un film que le otorga a géneros como el thriller, el western y el policial una nueva mirada, con un sello nacional que lo posiciona a Israel Adrián Caetano como uno de los mejores narradores.
El Otro Hermano : CartelTítulo:El otro hermano
Título original
: El otro hermano
Dirección: Israel Adrian Caetano
Intérpretes: Daniel Hendler, Leonardo Sbaraglia y Ángela Molina
Género: Drama, Thriller, Basada en Novela
Clasificación: Apta para mayores de 18 años
Duración: 112 minutos
Origen: Argentina, España, Francia y Uruguay
Año de realización: 2017
Distribuidora:Tren Cine
Fecha de estreno: 30/03/2017

Puntaje: 9 (Nueve)

No hay comentarios

Dejar una respuesta