Sinopsis: Manuel se gana la vida en la changa, es un jornalero, un obrero autónomo; sin embargo, vive del arte porque en el arte respira. Mientras un par de cineastas filman un documental sobre sus días, Manuel va imaginando su propia película.

Por Pablo E. Arahuete

Reseña: La propuesta del nuevo cine cordobés con la doble autoría de Lucas Damino y Sebastián Menegaz es una extraña mezcla de lo que podría considerarse un documental de observación con una ficción que hace del registro documental su mayor punto de referencia. Manuel Wayar es uno de los tantos buscavidas argentinos, quien rápidamente se adapta a lo que venga, lo estudia y lo aplica. Oficio de pintor pero también de un montón de rubros ligados a lo que sería un maestro mayor de obras, fanático de Instituto de Córdoba y amante del arte en todas sus expresiones. Si la base de este documental ficción se concentrara en una pregunta que trasciende la rutina de Manuel, sin lugar a dudas sería a qué nos referimos cuando hablamos de gestiones culturales. El indicio surge en ese derrotero acompañado por la cámara en lo cotidiano para ingresar en los claustros académicos en una clase o post-grado sobre gestiones culturales, a la que Manuel asiste con ese entusiasmo por aprender. Desde allí, la cultura atraviesa su vida y se vuelve el principal tema que, mezclado con la ficción, hace de La película de  Manuel  un film interesante para conocer a un personaje pintoresco pero además para reflexionar sobre sus alcances y límites.  

 

Dirección: Lucas Damino, Sebastián Menegaz – Origen– Año: 2017 – Duración: 88 minutos – Intérpretes

Exhibe: Sábado 29, 19:15 hs, El Cultural San Martín, Sala 1.

No hay comentarios

Dejar una respuesta