Sinopsis: Haruo, un director de cine japonés, interrumpe un rodaje en Taiwán. Planea retomar la filmación cuando, durante un nuevo casting, conoce a Ma. Pero Ma está confundido, y la extrañeza de estar en Taiwán lo hace vagar de lugar en lugar.

Por Pablo E. Arahuete

Reseña: El blanco y negro y el color habilitan una de las tantas lecturas posibles para un film bello desde el punto de vista estético y profundo en cuanto a las zonas que explora, donde se entrelazan las vidas de dos personajes en apariencia diferentes pero que de cierta manera comparten la misma búsqueda y enfrentan los mismos fantasmas. No confundir fantasmas con el J horror tratándose de un film japonés, sino con los fantasmas en un sentido simbólico. La vida y el cine o el cine en la vida parecen guiar la travesía cuando la identidad y la pertenencia todavía no existen. Ese es el planteo de un joven taiwanés, quien acepta formar parte del proyecto de un director japonés en pleno bloqueo creativo para su próxima película. Que el joven indague al propio director y viceversa abre el abanico de posibilidades para la ficción y para que el cine fluya en un espacio que conecta con el recuerdo, el pasado histórico de ambos países, el arraigo y el desarraigo que atraviesa a Taiwán, pero también a la no pertenencia de los jóvenes que sueñan con otros mundos.


Dirección: Takehiro Ito – Origen– Año: 2016 – Duración: 142 minutos – Intérpretes

Exhibe: Domingo 30, 12.00 hs Village Recoleta, Sala 8

No hay comentarios

Dejar una respuesta