Por Francisco Nieto, Corresponsal Cine Nueva Tribuna, España

Que la película que nos ocupa comience con el protagonista, tomando una bebida en un hotel, hablando por teléfono con el FBI mientras suena de fondo el Gold, de Iggy Pop es toda una declaración de principios. El personaje al que da vida un cada vez más amanerado y excesivo Matthew McConaughey se asemeja mucho al icono de la música que influenció a músicos desde los años 70 hasta, podríamos decir, la actualidad. Su imagen extremadamente desaliñada y descuidada, su incesante verbórrea y su energía vital sin final se asemejan a los viscerales conciertos de los míticos The Stooges, donde Iggy era líder indiscutido.

A McConaughey le sientan como un guante este tipo de caracteres tan al límite, en este caso el de un fracasado empresario y hombre de negocios que verá la oportunidad adecuada de recuperar el terreno perdido que le ha llevado casi a la bancarrota en forma de mina de oro a explotar. Ni corto ni perezoso (con sueño premonitorio mediante) se embarcará en una aventura digna del más intrépido Indiana Jones, junto a un visionario explorador experimentado (un más bien hierático Edgar Ramírez) con el que se asociará.


El film gana muchos enteros cuando se localiza geográficamente sobre el terreno pantanoso indonesio, pero pierde fuelle cuando vuelve a los EEUU y la acción transcurre entre despachos de banqueros y fastuosas fiestas de esas donde se cierran los grandes negocios. En el primero de los casos, todo tiene un aire pesadillesco, a lo Apocalypse Now (salvando las distancias, claro); la copiosa lluvia que no deja de caer y que hace imposible las labores de extracción; la malaria que campea a sus anchas; el sudor y el barro que traspasan la pantalla, y esa actividad frenética de quien sabe que quien tiene un amigo puede llegar a tener un tesoro. Sin embargo, las escenas que tienen su punto de encuentro en la zona más bróker, tienden a ser meras excusas para asegurar que el protagonista absoluto de la función gane enteros para postularse como un predecible nominado al Oscar (cosa que por cierto al final no consiguió en esta ocasión).

Otros intérpretes de solvencia contrastada que van pululando en roles menores (caso de Bryce Dallas Howard, Toby Kewell o un recuperado para el cine Stacy Keach) no acaban de poder lucirse ante el descarado mesianismo de quien se sabe con un vehículo ideal para dejarse ir y ofrecer al público ese espectáculo de postureo y método Stanislavski mal entendido, marca de la casa del héroe de la función. Ya casi nadie recuerda una actuación del ganador de un Oscar por Dallas Buyers Club donde haya algún aspecto o patrón que no esté cortado a su medida. Ahí quedan títulos como el citado, Los hombres libres de Jones; Magic Mike  o la serie televisiva de culto True Detective (quizás Interstellar o Mud podrían ser la excepción que rompa la regla). Lo cierto es que en el caso que nos ocupa no por más nervio inoculado se gana en calidad escénica, y seguro que una composición más relajada por parte de la razón de ser del film le hubiera hecho mucho bien al conjunto.

De todas formas hay que reconocer que algunas imágenes quedarán grabadas a sangre y fuego en la retina del espectador. Por citar dos de ellas, ahí está ese helicóptero que en pleno vuelo sirve como improvisado lugar para que se desaten los ardores más pasionales o esos instantes en los que McConaughey se desnuda literalmente en cuerpo y alma para admiración (o no) de sus fans más acérrimos. Y por supuesto, el giro final de la historia, que aquí no desvelaremos, pero por el que vale la pena pagar la entrada al cine.

Título: El Precio de la Ambición
Título original: Gold
Dirección: Stephen Gaghan
Intérpretes: Matthew McConaughey, Edgar Ramirez, Bryce Dallas Howard, Corey Stoll, Toby Kebbell, Rachael Taylor, Bruce Greenwood, Stacy Keach, Bill Camp, Joshua Harto,Steve Larese, Catherine Haun, John Pirkis, Shad Adair, Jamie H. Jung
Género: Drama. Basado en hechos reales
Clasificación: No disponible
Duración: 121 minutos
Origen: Estados Unidos
Año de realización: 2016
Distribuidora: Diamond Films
Fecha de estreno: 15/06/2017

Puntaje: 6 (Seis)

No hay comentarios

Dejar una respuesta