Por Francisco Nieto, Corresponsal Cine Nueva Tribuna, España

Hay algo que ni las leyendas pueden controlar, el paso del tiempo. Desde la última vez que lo vimos Rayo McQueen ha ganado 5 Copas Piston. Nuestro coche favorito ya es un auténtico veterano y no corre como antes, pero su espíritu sigue siendo joven y querrá demostrar que no necesita jubilarse. Lo difícil no es llegar a lo más alto, sino mantenerse en la cúspide. En esta gran carrera se juega algo más que su reputación, su honor de campeón está en juego, bajo la amenaza de la nueva generación de corredores más jóvenes, más potentes, pero sobretodo, más rápidos. Entre ellos destaca el veloz y arrogante Jackson Storm.

La todopoderosa Pixar, igual que nuestro protagonista, sabe reinventarse. No sólo aprovecha la gran carrera como el gran enfrentamiento entre titanes, sino que además profundiza en un tema clave para cualquier deporte: un verdadero campeón se cae, y se levanta. Los más pequeños se estremecerán un poco cuando nuestro querido Rayo sufra un accidente, así que abrácenlos diciéndoles que todo (esta vez por seguro) irá bien. Tranquilos todos, nuestro bólido, así como un fénix, renacerá de sus cenizas. La presentación de la lección para los niños de que no deben rendirse ante los problemas, es admirable.


Cars 3 : Foto

Para retomar su carrera, además de sus viejos amigos, Rayo McQueen contará con la ayuda de nuevos e interesantes personajes, destacando a su nueva entrenadora Cruz Ramírez, con quien protagonizará una carrera al estilo de un cocktail entre Rollerball (1975) y Mad Max III: Más allá de la cúpula del trueno (1985), en un pueblo que parece salido de la América rural. El coche amarillo, Cruz Ramírez, tiene la energía y el talento necesarios para la competición, pero nunca ha creído en ella misma como corredora. ¡Lo único que necesita es la oportunidad de demostrarlo! Tanto a sí misma como al resto.

Si la primera película de Cars era una carta de amor a Le Mans (1971), esta entrega parece inspirada en la saga Rocky, desde la vertiente más humana del protagonista y su lucha por la superación y la constancia. El campeón, ante el enfrentamiento con un joven rival, deberá encontrar un modo de reinventarse, pero sin querer renunciar a los métodos de la antigua escuela. Además de la evolución de Rocky, otro factor en común es el hecho de buscar y encontrar un nuevo entrenador. Aun así, el mentor Doc Hudson, con la voz del recordado Paul Newman, seguirá muy presente, a través de los recuerdos de McQueen.

En un momento donde el deporte, tanto el del relato como el de la realidad, parece focalizado a las estadísticas, es inspirador tener en cuenta que no se pueden medir las emociones con números. Los mayores disfrutarán de detalles del deporte actual, como la relación de las glorias de cada competición y sus contratos publicitarios. Los pequeños disfrutarán de una emocionante aventura y unos personajes tiernos, llenos de emociones y cercanos a ellos. Da la sensación que el equipo de guionistas estaba allí, en las carreras, en los boxes, donde todo se cuece. De hecho, Jeff Gordon, cuatro veces campeón de la NASCAR, asesoró en el proceso de documentación explicando sus vivencias al volante.

Este excelente film es perfecto para disfrutar con toda la familia ya que desde los padres a los más pequeños lo pasarán en grande. Por el mensaje didáctico de la película, Pixar nos vuelve a demostrar que el cine, además de entretener puede educar y transmitir valores.

Título: Cars 3
Título original:
Cars 3
Director:
Brian Fee
Intérpretes:
Owen Wilson, Chris Cooper, Larry the Cable Guy, Cristela Alonzo y Nathan Fillion
Género:
Animación, Secuela 
Calificación
Apta para todo público
Duración:
109 minutos
Origen:
Estados Unidos
Año de realización
2017
Distribuidora:
Buena vista 
Fecha de estreno:
13/07/2017

Puntaje: 8 (Ocho)

No hay comentarios

Dejar una respuesta