Por Pablo Arahuete

Las Flores de antaño

De la desesperada investigación en la memoria del Holocausto surge una comedia romántica. O algo parecido a ella. El historiador Totila es asignado para preparar un Congreso sobre el Holocausto, pero la invitada estelar, una famosa actriz judía, decide incumplir su promesa. Algo más se interpone: una marca industrial que apoyó el nazismo ha decidido financiar el evento. Y aún se tuerce más el asunto: Totila es relevado de su misión y obligado a trabajar como asistente de Zazie, de pronunciada germanofobia, que se convertirá en su amante. El vínculo con la comedia de enredo americana de los cuarenta parece obvio: una excéntrica pareja que inicialmente no se soporta y en la que el rol femenino se manifiesta aún más incontrolable y dominador que el masculino. ¿Cómo oscilar de la tragedia más profunda a la comedia más disparatada? El cine, como la historia que relata, en el abismo.


Reseña:

El contrapunto entre la Alemania revisionista del Holocausto y la Alemania negadora se ve reflejado en las aristas de este triángulo no necesariamente amoroso. La batalla de sexos también dice presente para aportar su cuota de romanticismo en una pareja despareja como la que plantea la union fortuíta de estas dos almas relacionadas por el pasado y por sus ante pasados. El ritmo es llevadero y por momentos la idea de traspasar los límites del género para arrancar la solemnidad de la temática elegida se celebra.

Horarios de las funciones en este link:

https://www.villagecines.com/peliculas/298/las-flores-de-antano

No hay comentarios

Dejar una respuesta