Festival Asterisco 2017| Competencia Largometrajes Argentinos

Por Giuliana Bleeker

La vuelta a la democracia en 1983 significó para muchos artistas la posibilidad de experimentar, de adentrarse a jugar con las infinitas posibilidades que proponía la escena under nacional. El famoso Partenón de libros de Minujín significaba sólo la punta del iceberg de un colectivo que, tras años de represión, se organizaba a través de exhibiciones, performances y charlas. En aquella época, el Centro Cultural Ricardo Rojas se erigía sobre la calle Corrientes como uno de los mayores espacios de vanguardia que convocaba a la juventud a zambullirse en las nuevas olas de la cultura. Entre los artistas plásticos emergentes se encontraba un joven discípulo del reconocido pintor Juan Pablo Renzi. De origen paraguayo y sonrisa inalterable, sus amigos lo llamaban ‘Chano’, aunque más tarde el mundo lo conocería por su verdadero nombre: Feliciano Centurión.


La directora marplatense Mon Ross es quien construye este pequeño homenaje a uno de los artistas más influyentes y queridos de la región. Nacido en Paraguay en 1962, Feliciano emigró con su familia a Formosa, donde dio sus primeros pasos en las artes visuales. De joven, y en un periodo de pura efervescencia para el movimiento artístico, se traslada a la ciudad de Buenos Aires, lugar donde se forma profesionalmente en escuelas de Bellas Artes de gran reputación como la Pueyrredón y la Cárcova. Allí entabla vínculos con futuros colegas, con quienes luego articula muestras en la incipiente galería del Rojas, inaugurada en 1989 y dirigida por Jorge Gumier Maier. En sus viajes de regreso a Paraguay, invita a otros jóvenes artistas con el fin de exponer sus obras y se convierte en una suerte de embajador.

Entre testimonios de amigos, familiares y la del propio Centurión, obtenida de un viejo registro de videocasete, el documental recorre las principales obras de este ser en constante búsqueda de la belleza. Sus pinturas, que evocan en gran medida a la fauna de su tierra natal, son plasmadas sobre telas que él mismo bordaba, tradición heredada de una familia constituida enteramente por mujeres. A través de frazadas, sábanas, manteles y otras variedades que rescataba de ferias y mercados, Feliciano producía sus dibujos de una forma profundamente poética, muchas veces acompañados por frases.

Feliciano Centurión: Abrazo íntimo / al natural: El manifiesto de un mundo armonioso 2

Lo sensible y lo cotidiano constituía parte del lenguaje visual que los artistas nucleados en el Rojas empleaban para diferenciarse del estilo dominante de aquel entonces centrado en las cuestiones políticas y sociales. En su clara influencia por lo popular y por ese “mundo femenino” en el que fue criado, Feliciano rechaza los estereotipos de género que predominan en el arte y utiliza el bordado y el tejido, artes emparentadas con lo femenino, como representativas de sus obras.

La última etapa de su trabajo se vio fuertemente marcada por el abatimiento de Centurión ante la confirmación de que padecía SIDA. El dolor impreso en sus telas se mezcla en la pantalla con icónicas imágenes de París, aquella meca de la pintura que el artista tuvo la oportunidad de conocer antes de que su enfermedad terminara llevándoselo definitivamente a la corta edad de 34 años.

Naturalidad, alegría y armonía son algunas de las palabras que se desprenden de las memorias de sus amigos. Un amante de la belleza que trascendió fronteras y se fue antes de tiempo, pero cuyo legado continua vigente en las nuevas generaciones.

Dirección: Mon Ross
Origen: Paraguay / Argentina
Género: Documental
Entrevistados: Diana Aisemberg, Magdalena Jitrik, Gustavo Bruzzone, Cristina Schiavi, Ana López, Roberto Jacoby, Yolanda Centurión, Gloria Centurión, Leo y Daniel Chiachio Giannone, Ariel Montagnoli, Guillermina Mongan, Stella Rosa Benvenuto, Jorge Gumier Maier, Alberto Sendros, Gabriel Pérez Barreiro, Verónica Torres, Lia Colombino, Ticio Escobar, Rodolfo Prantte, Graciela Antueno, Juan José Aguayo, Claudio Enrique Gómez, Ana Ibis Acosta.
Duración: 63 minutos
Producción: Fabián Bozzolo, Yolanda Centurión
Año de realización: 2016

No hay comentarios

Dejar una respuesta