Protagonizada por Jessica Biel, la nueva serie de USA Network que transmite la plataforma de Netflix para Latinoamérica, presenta la misteriosa historia de una madre que asesina a un desconocido en la playa y a la vista de todos.

Por Giuliana Bleeker

No importa ‘quién’, sino ‘por qué’


Cora Tannetti (Jessica Biel) lleva una vida sin grandes preocupaciones junto a su esposo Mason (Christopher Abbot) y su pequeño hijo Laine. Un día común y corriente, la familia decide tomarse un descanso de la rutina laboral y pasar la tarde en la playa de Mahtowa. Mientras Cora le corta la fruta a su hijo, en frente de ella cuatro amigos toman sol y franelean. En cierto momento, una de las mujeres reproduce en su teléfono una canción interpretada por su novio allí presente. Totalmente perturbada, Cora se levanta y asesina al joven de 7 puñaladas.

Nadie en el departamento de policía puede comprender por qué esta mujer sin ningún antecedente delictivo ni trastorno psiquiátrico ha cometido semejante crimen. Cora niega conocer a la víctima y cuando se le pregunta por el motivo de su reacción, tan solo atina a decir que tenían la música muy alta. Aquí es cuando entra en escena el detective Harry Ambrose (Bill Pullman), quien se niega a creer que se trata de un caso resuelto y emprende una investigación a contrarreloj para desentrañar la posible conexión entre la homicida y el fallecido estudiante de medicina Frankie Belmont.

Pecadoras

The Sinner 2

A través de distintos flashbacks, conocemos la infancia y adolescencia de Cora en el seno de una familia ultracatólica. Desde muy pequeña, la protagonista es sometida a distintas restricciones y castigos que su madre le impone como método para sanar a Phoebe, la hermana menor de Cora que nació con un linfoma terminal. La enfermedad le produce a Phoebe un debilitamiento físico que le impide levantarse de la cama y por ello su madre aplica las prácticas penitenciales, tanto para ella como para Cora, ante todo aquello que sea considerado un pecado.

Entre las hermanas existe una relación de complicidad y afecto que constituye el único motor para soportar el infierno con el que deben convivir. La curiosidad por el despertar sexual se vuelve un tema recurrente que ambas abordan entre susurros, encuentros y lecturas prohibidas. A pesar de que Cora es la mayor víctima de los retos de su posesiva madre, Phoebe siente envidia de la posibilidad que tiene ésta de poder salir y experimentar las relaciones románticas que le son negadas.

El origen

La serie de 8 capítulos está basada en la novela homónima de la alemana Petra Hammesfahr, quien también participó en la escritura del guion junto al creador Derek Simods. La autora ha publicado más de una veintena de libros de género policial y es ganadora del Premio Literario de Rhineland, entre otros galardones. The Sinner (“El Pecador”) fue lanzada en Alemania en 1999 y traducida al inglés en 2007, consolidándose como best seller internacional.

Hay equipo

Derek Simonds, conocido por ser uno de los escritores del documental episódico When We Rise (2017), es el creador, productor y guionista de este thriller. Cabe destacar también que entre los 5 directores que integran la serie se encuentra Antonio Campos, responsable de los filmes Christine (2016) y Afterschool (2008), quien da vida al episodio piloto.

The Sinner representa el regreso a la TV de la modelo y actriz Jessica Biel, quien tomó gran relevancia a partir de su protagónico en la película El Ilusionista (2006). Biel había participado en un papel menor durante la cuarta temporada de New Girl y por ello esta nueva ficción es considerada su verdadero retorno a la pantalla chica luego del popular drama 7th Heaven (1996-2007). Jessica además es parte de la producción ejecutiva de la serie que lleva adelante junto a su compañía Iron Ocean Films.

Uno de los grandes nombres que acompaña a la actriz es el de Bill Pullman. El consagrado actor de películas como Día de la Independencia (1996) y Carretera Perdida (1997), encarna aquí a un detective inusual cuyo matrimonio se encuentra en crisis. La personalidad enigmática de Ambrose y sus prácticas sexuales ocultas conducen a una trama paralela que posiblemente sea explotada a fondo en una segunda temporada.

El clásico maratón de Netflix

The Sinner difícilmente sea de esas series que no veas de un tirón, puesto que el desenlace de cada capítulo posee su gancho para que el espectador necesite saber qué pasará después. La resolución del misterio se vuelve impredecible dado que el relato mezcla fantasía con un pasado real que Cora no puede recordar con claridad. Hasta el más ínfimo detalle resulta clave para averiguar qué se esconde detrás del brutal asesinato y la serie se encarga de llevar las hipótesis de un sitio a otro con un ritmo veloz y atrapante.

No hay comentarios

Dejar una respuesta