Por Pablo Arahuete

Cierta tristeza y melancolía acompañan las imágenes apuradas del último opus de Ernesto Baca. Réquiem para un film olvidado no es otra cosa que una oda al celuloide en tiempos de reinados digitales, que para muchos decretaron la muerte del cine y de cineastas aferrados a las emulsiones que captan la realidad y la impregnan en una película. Muchas muertes se cuelan en esta elegía que el director de Cabeza de palo transforma en autobiografía caprichosa pero visceral y en la esencia del universo del súper 8 y sus bondades a la hora de montar una película de neto corte experimental.

Alguna pregunta resuena como manifiesto y pieza de resistencia que acumula retazos de películas del propio Ernesto Baca, una mini ficción donde llega a filmarse en su propio funeral como parte de la despedida de una manera de hacer y entender el cine, camuflada de posición estética y política frente a discursos dominantes que encuentran sus mayores interlocutores en la industria del entretenimiento.


Réquiem para un film olvidado: Contra la tiranía del mega pixel. 3

Resulta irónico que el derrumbe de los edificios del gigante amarillo Kodak, y su férrea decisión de discontinuar la fabricación de película celuloide llegue a través de un video de youtube como reflejo de los tiempos y de la derrota de pensamientos que defienden otro tipo de cine. Pero a esa trágica noticia de la realidad, conocida en 2012, Baca responde creativamente y desde la resistencia para inventar en el terreno de la ficción la película Argenta, mezcla de alquimia, sueños, carbono y pasión devenida material fotográfico, para que los superochistas continúen su épica y descorran el velo de las apariencias.

Aunque por momentos, la propuesta se agota en su propio jugo, el caldo de cultivo de este homenaje a un celuloide que ya forma parte de la historia del cine genera el camino de la reflexión para que los sentidos se despabilen del letargo del cine prefabricado, donde cualquier imagen vale lo mismo.

Que sigan entonces existiendo superochistas como Ernesto Baca, una cohorte de aficionados anónimos y público capaz de prestar sus ojos, deja la idea que más allá de los decretos de defunción del cine tradicional siempre habrá un recuerdo o una idea que busque al celuloide para darle batalla a la tiranía del megapixel.

Réquiem para un film olvidado: Contra la tiranía del mega pixel. 1

Título: Requiem para un film olvidado
Título Original: Idem
Dirección: Ernesto Baca
Intérpretes: Ernesto Baca
Género: Cine experimental
Clasificación: No disponible
Duración: 66 minutos
Origen: Argentina
Año de realización: 2017
Distribuidora: Independiente
Fecha de Estreno: 25/01/2018 En el Cine Gaumont

Puntaje: 7 (Siete)

No hay comentarios

Dejar una respuesta