El pasado 26 de febrero arrancó el rodaje de Grietas, un film de Eduardo Meneghelli protagonizado por Gabriel Peralta, Abril Sanchez, Quique Liporace y Lautaro Delgado, junto a un gran elenco que incluye a Pompeyo Audivert, Patricio Contreras, Elvira Onetto, Julián Latquier, Pablo Pinto, Martin Kahan, y Gastón Urbano. El rodaje se realizará en locaciones de la Ciudad de Buenos Aires, el Mercado Central, Ezeiza, Capilla del Señor, Casa Campo Parra en Olivos, Club Alemán en José León Suarez, Avellaneda, con vista a estrenarse el próximo mes de octubre.

 

Se inició el rodaje de Grietas, un film de Eduardo Meneghelli 1


Del 26 de febrero al 31 de marzo se llevará a cabo el rodaje de Grietas, una película de Eduardo Meneghelli producida por Paradise y Cruz del Sur Cine, que reúne a un gran elenco protagonizado por Gabriel Peralta, Abril Sanchez, Quique Liporace y Lautaro Delgado, junto a Pompeyo Audivert, Patricio Contreras, Elvira Onetto, Julián Latquier, Pablo Pinto, Martin Kahan, y Gastón Urbano. El rodaje se realizará en locaciones de la Ciudad de Buenos Aires, el Mercado Central, Ezeiza, Capilla del Señor, Casa Campo Parra en Olivos, Club Alemán en José León Suarez, Avellaneda, con vista a estrenarse el próximo mes de octubre.

 

El film transcurre en la actualidad. Maru es la única hija mujer de Parra, ex intendente del pueblo en los años de fuego, y actualmente poderoso terrateniente. Rudy es hijo de un militante de los 70, muerto en un extraño accidente cuando, ya recuperada la democracia, regresaba al pueblo a reclamar tierras usurpadas a su familia… por el entonces intendente Parra. Los años pasaron para Maru, que creció en el silencio cómplice de su familia y del pueblo todo, y para Rudy, que cada tanto viaja desde Buenos Aires a visitar a su Tía Abuela Yaya, siempre alimentando la esperanza de justicia para aquellas muertes impunes y oscuras. Maru y Rudy se conocen, se enamoran y ya nada vuelve a ser lo mismo. Herederos de una historia trágica y sangrienta que los separa, pero de un destino que parece empeñado en unirlos. Ese mismo destino que los unió́ les reserva una prueba dura y extrema, obligándolos a apostar el amor que los une en un azaroso juego de muerte.

 

El film se va definiendo en su construcción en un thriller con relación de personajes. Rudi y Maru a partir de su encuentro distorsionan el curso normal de sus eventos. Esta desviación en ellos se convierte en un escape cuyo deseo es liberarse de sus pasados. Este escape como verdad empieza a ser gobernado por un sentimiento trágico en ellos por la presencia del embarazo de Maru. La épica se dispara ya que Rudi hará lo imposible para llevar adelante su compromiso. La cámara deberá tener en cuenta primariamente esta sensación de escape que es interrumpida permanentemente entre las sombras que acorralan a los personajes en su deseo de ser libres.

No hay comentarios

Dejar una respuesta