Por Pablo Arahuete

El cine da esa chance de la trascendencia, las imágenes que perduran y evocan lo que dejamos de ser cuando el tiempo transcurre. No necesariamente la muerte sea el punto final de nuestras vidas siempre que haya alguien que nos recuerde. Tal vez desde esa empecinada búsqueda de explicaciones de los acontecimientos que nos atraviesan a diario exista la necesidad de compartir los miedos, las incertidumbres y transformarlos en un lenguaje que todos entiendan, sin ser eruditos o versados en la materia. El de los sentimientos, el de las emociones que traspasan la pantalla. Y ahí está presente el dolor, el de la pérdida de un ser querido; ahí está la reconciliación con el otro a pesar de no existir una batalla que se libre entre uno y otro, simplemente diferencias y miradas distintas, producto de la experiencia y de los vínculos. Todo eso arma y desarma emocionalmente hablando, todo eso pasó por la cabeza de Laura Plasencia para convertirse en un homenaje honesto y valiente a la memoria de su padre Adrián Plasencia, un neurocirujano, padre de siete hijos, con una voz cristalina a la hora de cantar y tocar la guitarra, a quien le ocurrió un fatal accidente automovilístico y desde allí, desde su ausencia, la familia de Laura quedó partida, fragmentada. Unir las piezas de un rompecabezas de sensaciones y material de archivo hogareño, dar voz a cada hermano para compartir con el público el proceso de duelo resulta vital para entender cuáles son las posibilidades de sanar heridas desde la expresión artística, con la singularidad de no buscar como en otros documentales sobre duelos familiares una poética o conceptualización de ideas para hablar de una sola cosa: La importancia de un legado, de haber dejado sembrada la semilla para que todo crezca como los hijos, como Laura Plasencia, como su primer largometraje, que por fortuna llegó al BAFICI.

Funciones:


18 de Abr – 18:30hs
Village Recoleta

20 de Abr – 16:15hs
Village Recoleta

22 de Abr – 18:00hs
Cine Amigos del Bellas Artes

No hay comentarios

Dejar una respuesta