Con el 3D incorporado ahora, el film se disfruta por partida triple: la cantidad de detalles, el diseño de producción y la variedad de personajes se ven altamente realzados por las bondades de la profundidad de campo y la nitidez de las texturas.

Era lógico que tras el boom del 3D aplicado a la animación digital le tocara el turno a este delicioso film para niños ?y no tan niños- de la dupla Disney-Pixar que data del año 2001 cuando la animación digital daba sus primeros pasos en materia de calidad y apostaba a romper el paradigma en lo que a cine de espectáculo infantil se refería.

La inventiva de estos pioneros que comenzó con la maravillosa Toy story, aplicando en cada uno de sus proyectos la idea de crear universos paralelos a la realidad y de cada uno extraer todas las características y riqueza de personajes para someterlos a diferentes leyes y códigos a casi más de una década, ya es un sello indeleble que parece no agotarse desde las mentes lúcidas de los responsables de Pixar.


Con el 3d incorporado ahora, el film se disfruta por partida triple: la cantidad de detalles, el diseño de producción y la variedad de personajes se ven altamente realzados por las bondades de la profundidad de campo y la nitidez de las texturas, donde puede incluso descubrirse el movimiento del pelo cuando el viento sacude a Sullivan (voz de John Goodman), no se aprecia tanto en el caso de su amigo Mike Wazowski (voz de Billy Crystal), dúo animado memorable que por el momento no tiene comparación en el rubro. Completan esta galería de adorables criaturas el villano Randall Boggs (voz de Steve Buscemi), cuyo maquiavélico plan de absorber los gritos de los niños para abastecer de energía a Monstrópolis sufrirá una serie de contratiempos causados por la inquieta niña Boo (voz de Mary Gibbs), quien accidentalmente pone en riesgo el futuro de la compañía al coexistir la presencia humana en el universo de los monstruos.

Fiel a la dialéctica del cruce de estos universos paralelos, léase el del placard puertas adentro y el del placard puestas afuera, que en teoría no pueden ligarse sin riesgo a que uno desaparezca, la creatividad para generar la aventura a partir del humor físico, de los tics de toda comedia de enredos e incluso aquella de puertas que se abren y se cierran para generar el efecto sorpresa explota de la manera más eficaz posible y hace de este film que ya se convirtió con el correr del tiempo en un clásico instantáneo el cabal ejemplo de lo que fue, es y serán los Estudios Pixar: una usina de imaginación, cinefilia y Arte con mayúscula.

Pasan los años, quedan por fortuna los adorables monstruos para que la nueva generación se asuste pero de risa.

Monster Inc.: Cuidado beba suelta 2Título: Monsters, Inc. 3D

Dirección: Pete Docter, Lee Unkrich, David Silverman
Intérpretes: John Goodman, Billy Crystal, Mary Gibbs, Steve Buscemi, James Coburn, Jennifer Tilly, Bob Peterson, John Ratzenberger, Frank Oz y Bonnie Hunt
Clasificación: Apta para todo público
Duración: 92 minutos
Género: Animación, Aventuras, Comedia, Familia, Fantasía
Origen: Estados Unidos
Año Realización: 2001
Distribuidora: Buena Vista
Fecha Estreno: 07/02/2013

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here