Por Pablo Arahuete

En el inicio de El regreso de Peter Cascada aparecen los condimentos adecuados para el absurdo y el grotesco: Peter (Fontova) le cuenta a un interlocutor invisible -con aire confesional- que uno de sus músicos le declaró su amor y “se la chupó”. El tipo se iba a morir prosigue y ese era su último deseo. El interlocutor no se ríe porque es un muñeco de ventrílocuo.

Con el mismo tono ácido que Néstor Montalbano explotara en su segundo film Soy tu aventura, El regreso… cuenta otra vez con la rutilante participación de un ícono de la música popular –antes fue Luis Aguilé- ahora es el turno de Fontova quien conmociona la vida de un pueblito del interior y a partir de allí se teje una red de situaciones, a veces graciosas y otras edulcoradas y melosas que van llevando al film a un terreno de obviedad, distante del prometedor comienzo.


El director de Cómplices no logra sacarle el jugo al trillado conflicto del que vuelve a su origen tras un largo tiempo de ausencia, sin transitar por todas las instancias conocidas que arrancan desde la nostalgia, ilusionarse de nuevo con un viejo amor, enfrentarse con quienes se quedaron y desilusionarse por el tiempo perdido. Del mismo modo que en Cómplices, el reencuentro de amigos distanciados era el eje de la trama, en esta ocasión serán los hermanos quienes se encuentren y rivalicen. Con motivo del centésimo aniversario del club de Vallejos, pueblo chico del que Peter partió hace 23 años hacia Miami a catapultar su carrera de cantante, la comisión directiva lo invita a cerrar el evento con un show. Antes era Pedrito y ahora soy Peter, se ufana este cantante venido a menos, quien en el pasado debió elegir entre su carrera y el amor de Anabella (Mausi Martinez), actualmente casada con su hermano ventrílocuo (Rubén Stella), y por quien se entera que es padre de un joven transexual (Nahuel Perez Biscayart). Semejante panorama adverso irá provocando fisuras y desgastando la relación de Peter con su familia al tiempo que una sensación de vacío y melancolía convertirá su regreso en un calvario. El resto recae en el acting de Horacio Fontova, cuya naturalidad hace pensar que no necesitó componer a Peter Cascada porque el personaje expone sus tics y gracia permanentemente.

Si bien en Soy tu aventura estaba presente la idea de homenaje a Luis Aguilé con momentos musicales, aquí la música y las canciones se insertan en la trama, salvo dos clips donde Fontova hace gala de su presencia escénica. Tal vez, esos momentos como los del principio sean los mejores y si el film de Montalbano hubiese evitado algunos clichés, el resultado sin dudas hubiese sido menos decepcionante.

Título: El regreso de Peter Cascada.
Título Original: Idem.
Dirección: Néstor Montalbano.
Intérpretes: Horacio Fontova, Mausi Martínez, Rubén Stella, Mabel Manzotti, Nahuel Pérez Biscayart, Damián Dreizik, Raúl Hochman.
Género: Comedia.
Clasificación: No disponible.
Duración: 80 minutos.
Origen: Argentina.
Año de realización: 2006.
Distribuidora: No suministrada.
Fecha de Estreno: 21/09/2006.

Puntaje: 5 (cinco)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here