Por Emiliano Fernández

Kirk, Spock y compañía regresan al cine de la mano de un genio como J.J. Abrams dispuestos a entregarnos la mejor precuela de la historia del séptimo arte. Ojalá la nueva trilogía de Star Wars hubiese sido así de divertida. Humor y aventuras de alto vuelo…

Star Trek: el futuro comienza: Adoro la teletransportación 2


“El espacio, la frontera final…”. ¿Quién hubiera dicho que aquella modesta serie que duró apenas cuatro años, tres temporadas y 80 capítulos se convertiría rápidamente en un símbolo cultural global y sin lugar a dudas en la mejor experiencia televisiva de la historia? La eterna creación de Gene Roddenberry ha sobrevivido al tiempo, el merchandising, las modas pasatistas, un culto extremo por parte de sus fans acérrimos, los constantes plagios, un buen número de derivaciones decadentes y hasta a algunas películas que no estaban a la altura de la franquicia. El éxito o fracaso de cada propuesta dependió de diversas circunstancias contextuales que definieron el espíritu del momento, sin embargo siempre hubo elementos recurrentes, invariantes: protagonistas carismáticos, complejos conflictos interplanetarios, multiplicidad racial, melodrama insertado con cuentagotas, humor sutil y por supuesto una combinación exacta de filosofía humanista y aventuras a gran escala.

Dentro del macro tópico “Viaje a las estrellas”, debemos centrar la mirada en la generosa Star Trek: el futuro comienza: Adoro la teletransportación 3vertiente cinematográfica. Mucho se ha escrito acerca de la catarata de films que dieron forma al legado de la tira en la pantalla grande, pero ya nadie puede negar que los mojones a superar siempre serán la amarga La Ira de Khan (Star Trek: The Wrath of Khan, 1982) y la detectivesca Aquel País Desconocido (Star Trek VI: The Undiscovered Country, 1991), claramente las obras más interesantes con la tripulación original, ambas dirigidas por Nicholas Meyer. En lo que respecta a La Nueva Generación, los seguidores suelen acordar que la muy eficaz Primer Contacto (Star Trek: First Contact, 1996) fue la mejor dentro de una tanda de cuatro. Hoy estamos ante la entrada número once del lote y como era de esperar, el realizador J.J. Abrams decidió aprovechar la moda reciente de las precuelas para de paso solucionar el detalle de tener que reemplazar a todo un elenco ya desaparecido.

Star Trek: el futuro comienza: Adoro la teletransportación 4Por suerte podemos celebrar porque el responsable de Lost y Alias, en su segundo trabajo luego de su opera prima Mission: Impossible III (2006), ha construido una adaptación grandilocuente que si bien deja de lado una parte importante del espíritu de la serie, recupera muchos otros componentes primordiales y refuerza en conjunto un combo de ciencia ficción todo terreno que merecía un tratamiento de este tipo, en función de nuestros tiempos. Desde ya que el objetivo detrás de esta actualización selectiva no es otro que la captación de los espectadores jóvenes, principal fuente de ingresos en las boleterías. Sólo un fundamentalista enajenado podría quejarse de un producto tan entretenido basado en un ritmo narrativo furioso y plagado de efectos visuales al servicio del relato. Resulta infrecuente que contemos con 126 minutos de desarrollo de personajes, con eje en un impulsivo James T. Kirk y en ese amante obstinado de la lógica, el genial “Señor Spock”.

El guión súper concienzudo de Roberto Orci y Alex Kurtzman gira en torno a la conformación Star Trek: el futuro comienza: Adoro la teletransportación 5entre intencional e improvisada de la tripulación de la clásica USS Enterprise. Como sucedía con los eslabones anteriores, conviene no difundir demasiado en lo que se refiere a la historia concreta, basta con adelantar que involucra un ataque demoledor contra Vulcano en nombre de un odio arrastrado desde lejos. Retornan Sulu (John Cho), Chekov (Anton Yelchin), Uhura (Zoe Saldana), Scotty (Simon Pegg), etc. Aunque la dinámica central pasa por la pareja protagónica, reaparece el querido Doctor McCoy en la piel de Karl Urban, Eric Bana se destaca como el villano romulano Nerón y hasta hay una participación considerable -que supera el cameo- por parte del mítico Leonard Nimoy. Chris Pine, un desconocido hasta la fecha, y Zachary Quinto, alias Sylar de Héroes, componen con meticulosidad y mucha energía a Kirk y Spock, respectivamente.

Star Trek: el futuro comienza: Adoro la teletransportación 6Nadie se puede sorprender por el resultado final ya que estaba cantado desde el vamos que la Paramount iba a privilegiar la épica de acción y el choque de voluntades entre estos miembros inexpertos de la Flota Estelar por sobre el costado reflexivo orientado a teoremas de corte social. Hollywood no suele ofrecer interpelaciones pensantes y mucho menos en el relanzamiento de una saga antiquísima a la que a pesar de todo todavía juzga rentable; recordemos el pobre desempeño de la rutinaria Star Trek: Nemesis (2002). Si por un lado el film abandona aquel pivote de la serie original, por otro lo compensa a través de una correcta articulación entre el desenvolvimiento dramático, el tono hazañoso y la sucesión de los acontecimientos. Los rubros técnicos son en verdad excelentes, la edición demuestra paciencia en los instantes apropiados, los CGI no “aplastan” a los actores bajo el peso de fondos sobrecargados y en especial deslumbra la brillante fotografía de Daniel Mindel.

Quizás algunas vueltas de tuerca argumentales son un tanto ridículas y/o han sido trabajadasStar Trek: el futuro comienza: Adoro la teletransportación 7 con más aciertos en el pasado, pero como el énfasis está puesto en esta suerte de montaña rusa para los ojos, dichas falencias pasan inadvertidas. Tampoco podemos obviar que el subtexto bizarro siempre estuvo presente en la franquicia a lo largo de los años. Abrams vuelve a entregar una realización formalmente impecable que desparrama profesionalidad y se desentiende en buena medida del sustrato conceptual. Star Trek: el futuro comienza (Star Trek, 2009) es un relato ochentoso de iniciación que toma prestada la mitología de la serie televisiva de los ’60 para revitalizar la ciencia ficción, un género extraordinario que en la actualidad está en franca decadencia. Imperialismo espacial, política entre galaxias y la Federación funcionando como una especie de ONU: la influyente idea de Roddenberry sigue dando sus frutos. Trekkies del ayer y advenedizos están de parabienes. “Larga vida y prosperidad”.

Star Trek: el futuro comienza: Adoro la teletransportación 1Título: Star Trek: el futuro comienza
Titulo Original: Star Trek
Director: J.J. Abrams
Género: Acción, Aventuras, Sci-fi
Intérpretes: Chris Pine, Zachary Quinto, Zoë Saldana, Karl Urban, Eric Bana, Anton Yelchin, John Cho, Simon Pegg, Bruce Greenwood y Leonard Nimoy
Duración: 127 minutos
Origen: Alemania, Estados Unidos
Año Realización: 2009
Distribuidora: UIP
Fecha Estreno: 07/05/2009

Puntaje 8 (ocho)

2 COMENTARIOS

Responder a Star Trek: Sin límites: Sobre la potencialidad desperdiciada | CineFreaks.net Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here