Por Marcos Rodriguez

Un jugador de hockey sobre hielo es castigado por destruir con sus comentarios los sueños de los niños. Como castigo, deberá servir durante dos semanas como hada de los dientes. Una película entretenida que cumple con dignidad su cometido.

Desde el comienzo es claro cuál es el juego que quiere jugar Hada por accidente: el de “película para toda la familia”. Ese juego supone una serie de reglas que, por supuesto, son respetadas. Si a la hora de elegir, el espectador está buscando un tema controversial, una puesta en escena arriesgada o una apuesta fuerte, esta no es la mejor opción, claro. Si lo que busca es una película para ver con los chicos, de esas que todos pueden mirar con una sonrisa, Hada por accidente tiene mucho para ofrecer.


El jugador de hockey sobre hielo Derek Thompson (interpretado por el gran Dwayne “The Rock” Johnson) mata, con su cinismo de adulto desilusionado, los sueños de dos niños. Por ese crímen, es condenado a servir dos semanas como hada de los dientes en el mundo mágico de Hadalandia.

Tendrá alas, varita mágica y una serie de artefactos que lo ayudarán en su tarea de llevarse los dientes que se le cayeron a los niños. En el camino, descubrirá la importancia que tienen los sueños en la vida y consolidará su relación con la mujer con la que está saliendo, que tiene dos hijos.

El humor surge del choque entre la inmensa masa de músculos que es Johnson (quien, con su gran histrionismo, se ríe a su vez de su propia figura) y el mundo de las hadas. La primera vez que lo convocan, Thompson queda vestido, por error, con un tutú rosado. En esa misma línea siguen los chistes que, si bien un poco previsibles, son amables y sinceros.

Por otro lado, el director Michael Lembeck maneja con notable sobriedad su historia. Sin evitar el infaltable plano final de reconciliación familiar, esquiva sin embargo los costados más melodramáticos. Por ejemplo, no se menciona ni explica la ausencia del padre de esos hijos que tiene la mujer con la que sale Thompson (una irreconocible Ashley Judd).

Sin grandes pretensiones pero con un buen trabajo de industria (sustentado por Johnson y, entre otros, Julie Andrews y Billy Crystal), Hada por accidente se construye como una amable película familiar, de esas que los chicos quieren ver una y otra vez.

Hada por accidente: Las alas de la familia 2Título: Hada por accidente
Título original: Tooth Fairy
Director: Michael Lembeck
Intérpretes: Dwayne Johnson, Ashley Judd, Julie Andrews, Stephen Merchant, Billy Crystal
Calificación: Apta para todo público
Género: Infantil, Comedia
Duración: 101 minutos
Origen: Estados Unidos
Año de realización: 2010
Distribuidora: Fox
Fecha de estreno: 04/02/2010

Puntaje 6 (seis)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here