el-payaso-del-mal4Titulo: El payaso del mal
Título Original: Clown
Director:
Jon Watts
Clasificación:
No Disponible
Género:
Terror, Gore
Duración:
100 minutos
Distribuidora:
Distribution Company
Origen:
Estados Unidos – Canadá
Año Realización:
2014
Intérpretes:
Andy Powers, Laura Allen, Peter Stormare, Christian Distefano, Chuck Shamata, Elizabeth Whitmere, Matthew Stefiuk, John MacDonald, Sarah Scheffer, Allen Altman.

Puntaje: 5 (cinco)

Por Pablo Arahuete


Jon Watts transita por los carriles conocidos del género, y apela al nombre de Eli Roth como garantía para rubricar una película con sus méritos y fallas en las mismas proporciones para dejar una relectura perturbadora del mítico payaso asesino.el-payaso-del-mal2

Tal vez poco o mucho tenga que ver el nombre de Eli Roth detrás de este proyecto cinematográfico dirigido por Jon Watts, que tiene por protagonista a un payaso. Lo cierto es que sin estar frente a una obra maestra del género, la calidad de este film se sustenta desde dos pilares importantes: su factura artesanal y su mirada poco convencional de un cliché del género como el de los payasitos demoníacos, abanderados desde It (1990) hasta muchas películas mediocre que pueden rastrearse aún si se busca recuperar ese miedo infantil tan rentable al cine de terror.

La premisa -más que sencilla- podría tranquilamente ser el argumento para un buen cortometraje, o capítulo de serie unitaria con elementos sobrenaturales, y arraigada a una tradición escandinava, que desmitifica el aspecto bondadoso y risueño de los clowns para simplemente dejar en claro que se trata de perversos que se pintan la cara de blanco y comen chicos.

el-payaso-del-mal3A no enchascarse con niños envueltos, porque aquí de las víctimas, todas ellas asesinadas fuera de campo, quedan los huesitos pero a diferencia de lo demoníaco en primer plano, en realidad opera una lenta metamorfosis que hace mella tanto en la psiquis como en el cuerpo de un agente de bienes raíces, quien encuentra para su mala suerte un traje de payaso y sólo con tomar contacto con el objeto se va transformando paulatina y tortuosamente en el monstruo del afiche.

El payaso del mal (2014) arranca por méritos propios como una promesa, sin dejar de lado los elementos característicos del género, pero siempre en búsqueda de un giro inesperado para aquellos fanáticos. Sin embargo, pierde fuerza al promediar su segunda mitad y cae en la tentación del gore ATP, en ese sentido el nombre de Eli Roth no es otra cosa que puro maquillaje y por eso comienza como un gran susto para terminar como un gran chasco.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here