Por Pablo Arahuete

Sangredus -2015- es un policial duro ambientado en la Buenos Aires nocturna que toma como punto de partida los asesinatos de una logia, cuyas víctimas son científicos, grupo fanatizado que no encuentra contrapartida, ni siquiera desde las fuerzas policiales. En esta entrevista con su director Germán Favier, exploramos el mundo del cine independiente y de las producciones de bajo presupuesto que se estrenan en el 11° Festival de Cine Inusual.
Sangredus se exhibe el sábado 10 de octubre 22.30 horas, Espacio INCAA Gaumont – Rivadavia 1635, CABA.GErmán favier3

Pablo Ernesto Arahuete: Las limitaciones en la producción, ¿Condicionaron la planificación de la puesta en escena?


Germán Favier: – Sí, claro que sí. Pero siempre en lo relativo al set, al espacio. Al menos en la variedad de escenarios posibles tuvimos que arreglarnos con lo que se consiguió por canje. En el guión, la locación siempre es un lugar ideal, de modo que luego pasamos a lo probable y, finalmente, desarrollamos lo posible, lo conseguido. A veces también la falta de kilaje de luz afecta el aprovechamiento de algunos lugares.

P.E.A: ¿Investigaste para el guión acerca de Órdenes secretas o Logias en Buenos Aires?

Germán Favier: – Soy un lector voraz de todo lo relativo al fenómeno sectario, y por razones laborales, también tuve mucho acceso a testimonios en primera persona de víctimas de sectas tanto de nuestro país (como la Secta de los Niños de Dios) como de otros países. A veces pienso que debería hacer un documental con toda esa información, pero me gusta mucho la ficción.

GErmán favier2P.E.A.: ¿Cómo fue el trabajo de iluminación teniendo en cuenta que prescindiste de luces artificiales?

Germán Favier: – Con Leandro Pascutto, quien fue el director de fotografía, se trabajó muchísimo con las luces “prácticas” de cada lugar, es decir con lámparas, spot fijos y luces naturales, pero respetando el código del cine Noir; fuertes claroscuros, flares fuera de foco, oscuridades apenas recortadas por luces duras y encuadres asimétricos. Toda la puesta en escena se basó en el policial Noir de antaño.

P.E.A.: – ¿Te sentís más cómodo con el género policial que con otro para contar las historias?

Germán Favier: – Totalmente. Creo que nací con la película Bullit bajo el brazo, y aprendí a ver cine con Sam Peckinpah. Amo el género policial. Conozco cómo funcionan las relaciones en ambientes de seguridad, como es el lunfardo, como responde un hombre capacitado ante situaciones de riesgo y cómo funciona el mecanismo de un conflicto policial. Me sienta cómodo ese género.

P.E.A.: ¿Cómo nace el proyecto Sangredus?

GErmán favier4Germán Favier: – Una noche me quedé helado con un documental sobre la secta Heaven’s Gate, Y a eso se le sumó que había terminado de leer un blog de las víctimas de la masacre de Waco en Texas, con los Davidianos. Me pareció terrible la imagen de un líder desprovisto de compasión y lleno de ideas mesiánicas. Me vino a la cabeza la historia de Jesús de Nazareth Busefi, el mesías cósmico político (que no era un hombre malvado, pero estaba muy perturbado, al punto de creer que la Tierra es orbitada por un OVNI donde se hallan San Martín y Rosas) y luego pensé como unir esa idea con un argumento policial, que tanto me gusta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here