87 posterTítulo: Ochentaisiete
Dirección: Anahí Hoeneisen, Daniel Andrade
Clasificación: Apta para mayores de 13 años
Duración: 87 minutos
Género: Drama
Distribuidora: Obra Cine
Origen: Ecuador, Argentina, Alemania
Intérpretes: Michel Noher, Nicolás Andrade, Stefano Bajak, Francisco Pérez, Daniela Roepke, Jessica Barahona, Andrés Álvarez, Fernanda Ponce
Año de realización: 2014
Fecha de estreno: 18/02/16

Puntaje: 6 (seis)                                 

Por Pablo Arahuete


La fragmentación narrativa es un recurso demasiado tentador para contar una historia en la que se busca sostener un misterio y de cierta manera manipular al espectador, a veces con armas nobles y otras con un chantaje emocional. Ochentaisiete es un ejemplo de los problemas que genera este recurso cuando el único objetivo es no revelar el enigma.87 5

No obstante, la película funciona como retrato generacional y melancólico de un grupo de amigos (Pablo, Andrés, Juan y Carolina) separados por las circunstancias de la vida y que en el reencuentro consabido años después exhiben sus fracasos y sus maneras de sobrellevar un episodio traumático (excelente 87 4afiche) coincidente con los años del título.

No hay que dejar de mencionar ciertos apuntes políticos que tratan de construir, a la par de la trama de estos amigos, un contexto lo suficientemente sólido para justificar algunas actitudes que desencadenan situaciones y repercuten en un presente que la película de los directores Anahí Hoeneisen y Daniel Andrade yuxtapone de manera permanente con el pasado.

El Ecuador se asocia tanto a ese presente como pasado, siempre desde el espacio de la intimidad para que la cámara encuentre a sus personajes en esa deriva ferviente de la adolescencia, planteando un sutil triángulo amoroso, rivalidades 87 6propias de la amistad y conflictos con el mundo adulto, lugar de reencuentro tras exilios forzosos o no, queda a criterio del espectador.

Tal vez el mayor problema de este segundo opus de los realizadores ecuatorianos sea precisamente el laberinto en el que se desarrolla la trama y la falta de rumbo, una vez que las cartas se juegan sobre la mesa sin otra chance que la de someterse al capricho de un guión y un relato que por momentos parece conducirnos sin pedir permiso.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here