la visita posterTítulo: La visita
Dirección: Mauricio López Fernández
Clasificación: Apta para mayores de 16 años
Duración: 82 minutos
Género: Drama
Distribuidora: Primer Plano
Origen: Argentina, Chile
Intérpretes: Daniela Vega, Claudia Cantero, Rosa Ramírez, Carmen Barros, Paulo Brunetti
Año de realización: 2014
Fecha de estreno: 03/03/16

Puntaje: 7 (siete)

Por Pablo Arahuete


En su ópera prima, Mauricio López Fernández construye un dispositivo cinematográfico para vaciar el espacio y materializar los cuerpos a partir de la llegada de un personaje al seno de una familia adinerada de Chile, acostumbrada a la servidumbre.la visita 1

La visita del título es la de Felipe, ahora Elena –Daniela Vega-, quien luego de una ausencia de la cual el espectador no tendrá información vuelve a la casa en que su madre Coya –Rosa Ramírez- y su padre El galo prestaron servicios durante años.

El galo acaba de morir, lo velan en esa casona en la que alguna vez Felipe se sintió acogido y que ahora en su La visita 4nueva identidad de Elena parece rechazarlo, al igual que todas las miradas del entorno una vez que atraviesa el umbral de los buenos modales.

Teresa –Claudia Cantero-, la dueña de casa, que da órdenes tanto a Coya como a la más joven Rita, presenta para con Elena reparos pero se aferra a esos recuerdos, ocultos en cada rincón de las habitaciones, por donde la cámara transita a la par del correteo de niños que hacen de niños en un mundo dominado por adultos y que juegan desde la ingenuidad entre la vida y la muerte.

La visita no es un film sobre el duelo por una pérdida, sino la antesala a otro tipo de pérdidas como por ejemplo la de la identidad por elección y la lucha por la autodeterminación.

la visita 5El vínculo madre-hija es el principal conflicto en el que se instala el relato, pero a diferencia de dramas familiares convencionales, aquí se pone en juego la sutileza y la metonimia para completar un mosaico de situaciones, donde las emociones y los cuerpos, -aquellos que mueren y los que aún viven- cobran un sentido diferente y el espacio como reservorio de lo que no se puede decir o expresar se transforma en un puente comunicante entre la realidad y la percepción de la realidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here