Por Pablo Arahuete

Nada es lo que parece 2 (2016) pasa a engrosar esa interminable lista de secuelas innecesarias. Los problemas son tantos, las inconsistencias de guión se cuentan minuto a minuto y a pesar del guiño de ofrecerle a Daniel “Harry Potter” Radcliffe un personaje ligado a la magia, pero en el rol villano, eso no termina por salvarla del aplazo.Nada es lo que parece 2: 1

Si una película pierde tiempo en explicarse, esa señal a las claras representa la falta de criterio en el manejo narrativo, la poca confianza en el guión y toda la responsabilidad en la pirotecnia visual que no hace otra cosa que tapar los huecos desde el primer minuto y hasta el último.


Quien viera su antecesora, Nada es lo que parece (2013); quien dejara en suspensión la lógica para dejarse llevar por un verosímil en base a la magia como rectora de lo posible, encontrará en esta secuela un camino mucho menos sólido porque desde la historia en sí misma es, precisamente, la magia la que no aparece.

Nada es lo que parece 2: 3Esto significa, por un lado recurrir a cualquier tipo de artilugio y librar a la suerte su eficacia dentro de la propia lógica de la trama. Transcurrió algo más de un año entre la historia de la primera y esta nueva aventura para los jinetes, nuevamente liderados por Mark Ruffalo, secundado por Jesse Eisenberg, Woody Harrelson y Dave Franco, sin la presencia de Isla Fisher, personaje importante, que ahora es reemplazada por otra fémina, Lizzy Caplan, en un registro completamente alejado y estereotipado a más no poder.

Morgan Freeman y Michael Caine no resisten a la pregunta “¿por qué se
involucran en este tipo de espectáculo decadente?” sin otra respuesta que el dinero. Y si de dinero se trata, el justificativo de la secuela y de la convocatoria a un director que no sabe que quiere, salvo cobrar su cheque y ser funcional a una industria que vive de las malas secuelas.

Ahora bien, si a eso le sumamos la desmesura en términos de verosímil, Nada es lo que parece 2: 2simplemente basta decir que un compendio de frenéticas secuencias, chistes sacados de la galera y un largo etcétera, plagado de lugares comunes y que no avanza un ápice, ni se aparta del código que reza “ojo con lo que ves” dan como consecuencia un film torpe, innecesario, entretenido de a ratos, con desaprovechadas situaciones que podrían haber generado otro tipo de argumento cuando todas las cartas ya se mostraron en el juego anterior.

Los rumores de una tercera parte asustan, tal vez se olviden… como por arte de magia, aunque todos sabemos que si no llegan a la recaudación esperada con esta segunda película la realidad de los números reinará en el cielo de la industria.

Nada es lo que parece 2: Realmente innecesario 2Título: Nada es lo que parece 2
Título original: Now You See Me 2
Dirección: Jon M. Chu
Intérpretes: Jesse Eisenberg, Mark Ruffalo, Woody Harrelson, Michael Caine, Morgan Freeman, Daniel Radcliffe, Lizzy Caplan, Dave Franco
Calificación: Apta para todo público
Género: Secuela
Duración: 129 minutos
Origen: Estados Unidos
Año de realización: 2016
Distribuidora: Alfa Films
Fecha de estreno: 18/08/2016

Puntaje 5 (cinco)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here