Sinopsis: María José, una chica de veinticinco años, juega al rugby y vive con sus padres. Sin prejuicios, explora su vida sexual con máxima libertad. Un día conoce a Javier, con quien intenta tener una relación. Pero un acontecimiento repentino genera un cambio radical en su comportamiento.

Por Pablo E. Arahuete

Reseña: Es realmente destacable el tratamiento en Medea que efectúa la realizadora costarricense Alexandra Latishev Salazar  con su protagonista María José. Las aristas conflictivas  por las que esta joven de 25 años atraviesa en medio de su derrotero donde se mezcla  la evasión y la promiscuidad forman parte constitutiva de su ser.Los límites del cuerpo parecen no existir para ella y sobre todo siente que existe tiempo para girar 180 grados cuando el rumbo parece alejarla de la felicidad. Sin embargo, las decisiones de la protagonista arrastran otras decisiones peligrosas y la espiral de malas decisiones acumuladas clausura cualquier vía de escape, cualquier evasión salvadora y queda en un estado de vulnerabilidad y fragilidad emocional, algo completamente tóxico para alguien que parecía llevarse el mundo por delante. El primero en sufrir no es otro que el cuerpo y a partir de allí Medea ingresa en zonas en que la corrección política queda opacada por un discurso que hace de la realidad la faz más tangible de la fragilidad, sin juzgar las acciones de sus personajes pero también sin apelar a la tentación del miserabilismo tan demodé en el cine que se ampara en los temas serios. Queda establecida la carencia absoluta del golpe bajo en un film crudo, valiente y muy poco complaciente que sorprende gratamente al tratarse de una ópera prima.    


Dirección: Alexandra Latishev Salazar – Origen:Costa Rica / Chile / Argentina – Año: 2017 – Duración: 73 minutos – Intérpretes:Liliana Biamonte, Javier Montenegro, Eric Calderón, Marianella Protti y Arnoldo Ramos.

Exhibe: Martes 25, 19:50 hs, V. Recoleta, Sala 5- Miércoles 26, 15:10 hs, V: Recoleta, Sala 5.

No hay comentarios

Dejar una respuesta