Por Pablo Arahuete

 

La ópera prima El Corte, de las directoras Regina Braunstein y Agustina Gonzalez Bonorino bucea por los recovecos de la paranoia social y la invisible lucha de clases a partir de un hecho real: el prolongado corte de luz de 2014 en Quilmes, que dejó a vecinos a la intemperie del Estado y a la inseguridad propia cuando el barrio sin luz parecía tierra de nadie. En esta entrevista con las realizadoras avanzamos un poco más en las temáticas sociales y en su manera de volverlas ficción para hablar desde lo micro de algo macro, y que lamentablemente aún hoy no cambia ni en sus actores ni en sus políticas asistencialistas con sabor a poco.


Pablo Ernesto Arahuete: – ¿Cuándo decidieron prolongar esta tesis universitaria a un largometraje y dónde hicieron cambios o agregados en base a la hipótesis de trabajo?

Regina Braunstein y Agustina Gonzalez Bonorino: La consigna de la tesis era hacer una pieza de 45 minutos o más. Contamos con la primera mitad del año para escribir y pre producir casi que en simultáneo y rodamos en la segunda mitad terminando la materia con un segundo corte de imagen ya en verano. Luego de la entrega formal de nuestro trabajo continuamos con tareas de post producción con amigos externos a la facultad para hacer ajustes.

P.E.A.: – ¿Cómo llega a conformarse el casting teniendo en cuenta la estructura coral de la propuesta en términos narrativos?

Regina Braunstein y Agustina Gonzalez Bonorino: Sólo hicimos casting para bolos y algunos roles secundarios. Para los personajes principales ya teníamos en mente a los intérpretes que queríamos, y apuntamos alto. La película es muy de actores, y con el poco tiempo para ensayos (teníamos que ajustarnos a los tiempos de la materia) era importante que se trate de gente experimentada y talentosa. Después, el tema fue contactarles, pitchearles el proyecto y mostrarles el guión. Fue increíble para nosotras lograr el elenco que nos propusimos, y les estamos muy agradecidas por confiar.

La película es muy de actores fuE increíble Lograr el elenco que nos propusimos

Entrevista a Regina Braunstein y Agustina Gonzalez Bonorino: 1

 

P.E.A.: – Existen, según mi parecer, dos cortes en la película: el primero explícito y relacionado con el tema de la luz, pero hay un corte en el plano para repetir escenas desde otro ángulo o punto de vista de los personajes ¿Cuál fue el motivo o criterio para introducir en la trama el recurso de la fragmentación temporal?

Regina Braunstein y Agustina Gonzalez Bonorino: Esto se construyó en función del tema de fondo de la película. Queríamos tratar el asunto de la paranoia social, cómo se genera y a qué lleva, y nos pareció que la mejor manera de llegar a eso era a través de puntos de vista diversos, que se influenciaran mutuamente, que se arrastren unos a otros en esa espiral de pérdida de control. Para llegar a cómo se daba esa influencia, cuáles eran las relaciones de causa-consecuencia, el mejor recurso era la fragmentación temporal.

P.E.A.: – Ciertas tensiones que atraviesan la rutina de las tres familias protagonistas en la película obedecen a un in crescendo de paranoia, desesperación que deviene violencia, elemento recurrente y propio del cine de género. ¿Qué referentes cinematográficos tienen uds. como modelo a seguir?

Regina Braunstein y Agustina Gonzalez Bonorino: El proceso creativo de nuestra película fue atravesado por muchas películas pero no hubo intención de buscar un referente cinematográfico como modelo a seguir. “Historia del miedo”, de Benjamín Naishtat podría decirse que es una película referente a la temática de El Corte, a la que nos acercamos por su forma de narrar la paranoia. Por otro lado, “Babel” de Alejandro González Iñárritu y “Felicidades” de Lucho Bender fueron ejemplos de montaje en narraciones corales.

El proceso creativo de nuestra película fue atravesado por muchas películas pero no hubo intención de buscar un referente cinematográfico como modelo 

Entrevista a Regina Braunstein y Agustina Gonzalez Bonorino: 1

P.E.A.: – De aquel apagón que se extendió en Quilmes por casi un mes, que fuera noticia repetida en distintos medios, a la situación actual donde continúa el deterioro del sistema energético y la nula protección del estado al usuario damnificado ¿Notaron algún cambio o avance que suponga un desenlace diferente al de la película, sin revelar aquí cuál es el final de esta ópera prima?

Regina Braunstein y Agustina Gonzalez Bonorino: La película se generó en un contexto en el cual el aspecto mediático de la sociedad estaba en ebullición, y las consecuencias de eso eran muy notorias. Había un revuelo importante alrededor de la inseguridad. Actualmente, si bien se sigue promoviendo el conflicto de clase desde los medios más masivos, hay mucha más censura. También hay más policía. Quizás, si la película se hubiese creado hoy en día, se trataría más sobre el gatillo fácil que sobre la paranoia social.

Quizás, si la película se hubiese creado hoy en día, se trataría más sobre el gatillo fácil que sobre la paranoia social.

P.E.A.: – ¿Cómo esperan que sea recibida El corte por el público general, ya que es una propuesta de ficción con amplias aristas sociales y de denuncia de un estado de situación crítico? Teniendo presente que la sociedad atraviesa momentos de coyuntura nacional intensos e inciertos?

Regina Braunstein y Agustina Gonzalez Bonorino: Siempre fue nuestra intención que la película proponga al espectador una reflexión sobre la sociedad. Ciertamente lo que esperamos es que la gente que la vea se identifique con los personajes, con sus conflictos, que empatice. Si eso sucede, es sólo un pasito más que identifiquen los errores y prejuicios, y puedan reflexionar sobre las consecuencias de las acciones.

Siempre fue nuestra intención que la película proponga al espectador una reflexión sobre la sociedad. 

P.E.A.: – ¿Alguna de uds. fue víctima de apagones de luz tan prolongados como el que reconstruye esta película?

Regina Braunstein y Agustina Gonzalez Bonorino: Ninguna de nosotras dos sufrió un apagón semejante al de El Corte, pero sí una de las productoras ejecutivas, que en ese momento vivía en Quilmes. Ella nos contó algunas de las cosas que pasaron, y en general el clima que se generó en el barrio.

Ninguna de nosotras dos sufrió un apagón semejante al de El Corte

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here