Por Pablo Arahuete

Más que una entrevista, se trata de una prolongada charla con el director Raúl Perrone que en esta oportunidad estrena su última película Ituzaingo V3RIT4, y esa es la excusa para seguir hablando de su cine con la generosidad de siempre.

prefiero mucho más ser honesto que real o verdadero

Pablo Arahuete:Cuando hicimos la entrevista en el momento de estrenar también en el BAFICI Cínicos, recuerdo me dijiste que cada película tiene un tratamiento distinto a nivel estético y formal. ¿Qué tiene Ituzaingo V3RIT4 de diferente, qué te llevó a definir este estilo respecto por ejemplo al blanco y negro diferente a los otros blanco y negro?


Entrevista BAFICI21: Raúl Perrone 3

Raúl Perrone:Son tantas las películas que hice que a veces me cuesta explicar las cosas. A pesar que Cínicos era en blanco y negro, era distinto. Con Ituzaingo V3RIT4 quise reflejar directamente el cine, un poco con ese juego que hago que no sabés mucho de qué tiempo, de los ’60, ’70, aunque la película es muy actual con la tecnología, está todo lo de ahora, yo creo que es una gran sátira a ese mundillo del cine, del teatro, y de algunas que otras cosas que me encantan y otras que no tanto. La elección de este blanco y negro era porque iba a transcurrir de noche y me gustaba trabajar mucho un registro de contrastes como en las películas de los ’60. Me gusta mucho, vos sabés que vengo de la pintura, del dibujo y también la estética es algo muy importante como pasa con el color en Hierba. Cada película tiene su estética. Me gusta el blanco y negro pero a veces se da o a veces no, depende. Una película se piensa de una manera o de otra. Ituzaingo creo que quedó muy bella y estoy conforme.

P.E.A.: – Entre lo real y lo verdadero. ¿Es lo mismo lo real que lo verdadero?

Raúl Perrone:Si te referís estrictamente a lo que es hacer una película prefiero mucho más ser honesto que real o verdadero. Ituzaingo… es una ficción llena de verdades, juego mucho con la autenticidad y por eso las escenas están marcadas, y hasta improvisadas muy específicamente. Están muy marcadas las improvisaciones, hay un principio, desarrollo y un final. Yo sabía lo que quería y pedía eso a cada uno. Por lo tanto, cuando uso la palabra en alguna escena es para darle credibilidad a lo que se está viendo.

P.E.A.: Ituzaingo, sospecho debe ser tu lugar en el mundo por eso me pregunto si cada vez que filmás en tu lugar descubrís algo nuevo. ¿En las próximas películas vas a pasar por otros lugares de Ituzaingo o hay espacios que se repiten?

Entrevista BAFICI21: Raúl Perrone 1

Raúl Perrone:La magia del cine te hace ver que los lugares a través de la cámara y la puesta de cámara se van transformando. Calculá que yo hice en Ituzaingo 50 películas, muchas filmadas en los mismos lugares que filmé ésta, por ejemplo en la calle. Y no son siempre iguales. Si vieras varias películas, una atrás de otra, te costaría identificar los lugares aunque fuesen los mismos, eso me pasa a mí, no termino nunca de sorprenderme. A medida que filmo también voy dejando un registro de ese lugar. Hay lugares donde he filmado Labios de churraso, 5 pal peso, o Zapada que ya no existen. En La mecha, filmada en Morón adonde va Galván había estaciones de colectivos que ya no existen, ahora hay una plaza. Nunca es igual, por ejemplo, filmé casas o puertas en el barrio y la gente cuando vio la película no la reconocieron. Salgo a caminar todos los días con mi cámara, me quedan cosas por descubrir y cuando paso y me interesa lo filmo.

P.E.A.:Vuelvo a la película y a una escena en particular que llamó mi atención. Cuando en una charla entre el murmullo del ambiente se mencionan películas como Avatar o series. ¿Coincidís que hoy por hoy se prefiere hablar de películas y cada vez se habla menos de cine?

Entrevista BAFICI21: Raúl Perrone 2

Raúl Perrone:Concuerdo claro que hablar de cine no es lo mismo que hablar de películas. Lo que yo traté un poco irónicamente y patéticamente mostrar es uno de los tantos mundos que hay en el mundo, el del cine, el teatro, de los actores y actrices, esa cosa que siempre ponen en escena aunque no tengan laburo. La película es una gran crítica, una gran ironía, por otro lado es un gran homenaje de alguna manera. De hecho que lo tenga al negro Prone (Gustavo) lo hago hacer de Prone, protagonista de mis primeras tres películas, acá reniega incluso de haber hecho conmigo esas tres películas. Espero que se entienda que la película con ironía habla de los actores, los estudiantes, el BAFICI, la hipocresía, la mentira pero con mucho respeto. Yo me río de todo eso, inclusive de algunas cosas mías.

P.E.A.: – Es más que obvio que Fellini, Passolini, andan rondando en la peli, te propongo jugar y pensar que Fellini camina por Ituzaingo y te lo encontrás en la calle. ¿Qué le preguntarías en relación a su cine o ya encontraste todas las respuestas en sus películas?

Raúl Perrone:Si me lo encontrara a Fellini no le preguntaría nada acerca de sus películas, era un mago absoluto. Me acuerdo que era bastante pibe y fui a ver Amarcord, después ví sus otras películas. Seguramente le invitaría a tomar un café para hablar de dibujo, su pasado de caricaturista y seguramente también de cine, de la magia y de los sueños. 

Entrevista BAFICI21: Raúl Perrone 5

P.E.A.: Hablame del encuadre de Ituzaingo V3RIT4. Yo veía cierto recorte del encuadre y en la imagen otros superpuestos como por ejemplo detrás del vidrio en ese bar con la distancia de la cámara. Un encuadre invisible el del celular y la imagen de la selfie. Es decir, pantallas sobre pantallas en ese tiempo suspendido.

Raúl Perrone: – No, yo soy un obsesivo del encuadre vengo de la plástica, del dibujo y desde mis primeras películas siempre busqué la estética en el encuadre por más que estuviese mostrando cosas difíciles. Para mí es muy importante eso, después me empezó a preocupar la palabra, luego el sonido. Fueron cosas que fui incluyendo en mis películas a través del tiempo. El encuadre lo decido en el momento que filmo, no recorro los lugares antes por más que ya los conozca. Es primordial para que pase lo que tenga que pasar. Yo ya sé lo que tiene que pasar. A veces se van formando esas capas y entonces uno las sigue buscando y cuando las encuentra y sigue jugando con ese tipo de cosas. Para mí como a las películas cuesta tanto hacerlas, yo pido que se vean o traten de verlas en las mejores condiciones. La cultura de hoy nos lleva a que la gente vea películas en un celular. Y eso es un asesinato a la estética de a poco. Hay que verlas en pantalla grande más de una vez para ir encontrando esos detalles y eso es lo que yo pretendo que cada vez descubran en la misma película algo distinto.

si me lo encontrara a fellini por ituzaingo lo invitaría a tomar un café para hablar de dibujo, su pasado de caricaturista y seguramente también de cine, de la magia y de los sueños. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here