Por Maximiliano Curcio

El western es un género americano clásico a través del que hemos podido disfrutar de historias situadas en el Oeste Norteamericano del siglo XIX. Es innegable el encanto cinematográfico que producen este tipo de films, dejando ver todo tipo de connotaciones humanas, sociales y políticas de la época, que también se resignifican como valores atemporales.

Si observamos con nostalgia la obra más temprana de John Ford -un referente cabal del género-, notaremos que gran parte del western clásico se escenifica en los años de expansión de la civilización por sobre las fronteras de los nativos. Su notable legado probablemente defina mejor que ningún otro género a la industria cinematográfica de Estados Unidos. En este sentido, esta obra se percibe como fundacional.


La Diligencia: La piedra fundamental del western 3La Diligencia (Stagecoach, 1939) es la primera gran película de westerns de la historia, género en el que el autor incursionará de forma incansable luego de su debut con el largo El Caballo de Hierro (The Iron Horse, 1924). Con este film, John Ford sentó las bases y tradicionalismos que caracterizarían al género por siempre, combinando acción, drama y situaciones humorísticas que albergan a personajes de lo más variopintos. Para los amantes del género, esta historia lo tiene todo.

Ford nos cuenta una historia de sheriffs y bandidos, nativos indios y ciudadanos americanos, exacerbando el choque de culturas y el peligro de sobrevivir en un lugar tan hostil e inhóspito como el oeste. De atmósferas tan poderosas como atrapantes, La Diligencia encuentra su ambientación en una marca registrada del cine de este pionero, que en las postrimerías de su carrera adoptaría como propia. Se trata de un film de rubros técnicos impecables gracias a una fotografía destacada para la época acompañado por un montaje igualmente sobresaliente que brinda trepidante acción enmarcada en el icónico Monumental Valley, templo del género que el realizador supo capturar como nadie.

Ford combina a la perfección el estándar de acción que lleva su impronta con el espíritu y calidad que exigían las majors por aquellos años, conformando un micromundo del oeste que propone la confrontación entre civilización y barbarie, en cuyas tierras se dirime la supremacía. A pequeña escala, esta diligencia se convierte en un estudio social, al que el director dota de extremo dramatismo. Son recordadas sus logradas escenas de persecuciones a lo largo del interminable desierto, en donde el director despliega un soberbio manejo de cámaras y una variedad de planos que potencia la acción de manera notable.

John Wayne protagoniza este film eternizando ese personaje recio e imperturbable que se La Diligencia: La piedra fundamental del western 4convertiría en una marca registrada de su trayectoria. Este bautismo de gloria le representó el inmediato salto a la fama como estrella del Oeste, luego de atravesar varios años ocupando roles menores en westerns de clase “B”. Su unión con el director perduraría por décadas, conformando una de las duplas más recordadas, gracias a la mutua colaboración en posteriores películas claves como: Más corazón que odio (The Searchers, 1956); Sangre de Héroes (Fort Apache, 1948); El Hombre Quieto (The Quiet Man, 1952) y Un tiro en la noche (The Man Who Shot Liberty Valance, 1962).

El éxito conseguido, tanto de crítica como de audiencia, le permitió a La Diligencia convertirse en el pasaporte para que el género western obtuviera un lugar de importancia en el mapa mundial del cine clásico. Este mosaico social que plasma Ford a lo largo de su trepidante travesía nos permite reconocer el estilo narrativo y visual que distinguiría por décadas al género americano por antonomasia. El legado dejado por La Diligencia sembró un reconocimiento unánime como hito indispensable en la historia del western, cambiando el curso del mismo para siempre.

La Diligencia: La piedra fundamental del western 2Título: La Diligencia.
Título Original: Stagecoach.
Dirección: John Ford.
Guion: Dudley Nichols.
Intérpretes: John Wayne, Claire Trevor, Thomas Mitchell, Andy Devine, George Bancroft, Donald Meek, Louise Platt, John Carradine, Berton Churchill, Tom Tyler y Tim Holt.
Género: Western, Aventura, Drama.
Duración: 99 minutos.
Origen: EE.UU.
Año de realización: 1939.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here