Por Maximiliano Curcio

Fred Zinnemann quizás haya sido uno de los directores más dúctiles que dio la época dorada de Hollywood. Su gran capacidad para destacarse en diversos géneros le dio gran fama y éxito en la década del ’50 y del ’60. Además, este prolífico realizador tiene la característica de darle a sus películas un marcado tinte comprometido. No por incursionar precisamente en el cine político, pero sí porque en varias de sus obras se encuentran presentes conflictos sociales de la época que, implícitos o no, afectaban a sus personajes y al desarrollo argumental.

De Aquí a la Eternidad (1953) combinaba melodrama, guerra y épica en una de las producciones más recordadas de la década del ’50. Dos décadas más tarde en Julia (1977), Zinnemann se animaba a darle otra óptica al mismo conflicto bélico. En A la Hora Señalada A la hora señalada: Un mensaje político disfrazado de western 3(1952), el director desafía los arquetipos que en ese entonces moldeaban las películas del lejano oeste, animándose a ir más allá de las etiquetas del género.


El resultado: un indiscutido ejemplar de culto. Si el autor era efectivo a la hora de darle a sus films marcadas cuotas de suspenso, lo fue aún más en su dura crítica al clima de terror y persecución que prevalecía por aquellos años.

Metafóricamente, Zinnemann denuncia la censura que él mismo sufrió por culpa de la era McCarthy. Si se tiene el músculo cinéfilo bien entrenado y se es consciente de lo manoseada que por aquel entonces estaba la industria del cine, podrán observarse más que una referencia en el descontento del director y de la habilidad de este para ponerlos de manifiesto en una historia que transcurre un siglo antes que dichos acontecimientos.

A Zinnemann le bastan apenas un par de planos para mostrar la dimensión de su ojo observador y lo potente de su cámara: la escena final del enfrentamiento entre el justiciero y la pandilla de villanos es antológica. Hoy en día vemos producciones épicas, de ficción y bélicas donde un solo hombre hace frente de forma irrisoria a un ejército entero y -como gran héroe que es- les gana uno por uno. En esta película, no se necesita semejante desmesura para mostrar a un personaje solo ante el peligro; con lo que esto representa para él, para su mujer y para su pueblo. Un impecable Gary Cooper reconocido por este papel con un Oscar, el eterno Lloyd Bridges, la bella Grace Kelly y el por entonces desconocido Lee Van Cleef, son buena parte de un elenco en el que el film deposita gran parte de su suerte, consiguiendo de cada uno de ellos sólidas interpretaciones a la altura de lo esperado.

Hay que tener en cuenta además de su tratamiento realista, que el film se desarrolla en tiempo real, dato no menor considerando que fue una técnica empleada aún desconocida para el cine. De allí la habilidad de Zinnemann para captar la atención, la sorpresa y el A la hora señalada: Un mensaje político disfrazado de western 4asombro en noventa minutos de metraje relatado en tiempo real.

La hora crucial transcurre, entre climas angustiantes, referenciando un antiguo reloj del pueblo que adquiere dimensión a medida que nos acercamos al desenlace. Este recurso argumental sería retomado por diversos cineastas a lo largo de la historia. John Badham, en Tiempo Límite (1995) llevó a cabo una muy lograda implementación de este recurso. Gracias a un constante crescendo en suspenso e intriga, apoyado en un montaje hábil y en una banda sonora que destaca en su recordada canción principal (la balada “Do Not Forsake Oh My Darling”), este largometraje se conjuga en un inolvidable referente del western.

A la hora señalada: Un mensaje político disfrazado de western 2Título: A la hora señalada.
Título Original: High Noon.
Dirección: Fred Zinnemann.
Producción: Stanley Kramer.
Guión: Carl Foreman, sobre el cuento de John W. Cunningham.
Dirección de fotografía (ByN): Floyd Crosby.
Música: Dimitri Tiomkin.
Montaje: Elmo Williams.
Diseño de producción: Rudolph Sternad.
Intérpretes: Gary Cooper, Grace Kelly, Thomas Mitchell, Lloyd Bridges, Katy Jurado, Lee Van Cleef, Otto Kruger, Lon Chaney Jr., Henry Morgan y Ian MacDonald.
Género: Western, Thriller.
Duración: 80 minutos.
Origen: EE.UU.
Año de realización: 1952.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here