Mercedes Farriols es una artista social, autora, cineasta, actriz y educadora. Escribió obras de teatro, poesía, novelas, cuentos, ensayos, artículos sobre teatro, guiones de cine y televisión. Artista comprometida con la Paz en el Planeta, dicta Talleres en Argentina, Latinoamérica y Europa. Contrastes: extirpando máscaras es su séptima película y, además, el primer episodio de una serie de Contrastes. A continuación, la jugosa entrevista que le concedió a Laura Pacheco Mora para CineFreaks Argentina.

Laura Pacheco Mora: -Contrastes es más una experiencia que una película. Teniendo en cuenta está premisa, ¿podrías contarle a quienes no vivieron esa experiencia de qué se trata?

Mercedes Farriols: –Desde que mostré mi pelicula Inside Outside en Cannes y fue apreciada como una obra de Arte, sentí que mis creaciones tenían que encontrar un espacio acorde. Y vengo implementando experiencias vivenciales donde los espectadores pasan a ser artistas que interactúan con las imágenes de la ficción. Y esto es lo que pasa con la vivencia: hacé tu máscara, viví la experiencia y sacátela. El público entra, se saca los zapatos y tomando un té realiza una máscara con nosotros (artistas invitados, la protagonista, parte del equipo y conmigo), luego las emociones brotan y se interactúa…. Y… Te sacas una o más máscaras que siempre viene bien en el estado del Planeta que nos toca habitar hoy.


L. P. M.: -Me encantó la peli, te felicito. No tuve la oportunidad de vivir la experiencia. Me relajé mucho con tu peli con lo cual supongo habrás transitado un camino relacionado con la meditación, ¿digo bien?

Mercedes Farriols: –Uno de los momentos con la audiencia es respirar 7 veces. El aire… Lo que aunque no seamos conscientes nos une a todos con todas y todo. Y claro ya estamos en una sintonía creadora más completa… Más libre. Soy meditadora desde hace muuuucho tiempo y siento que va por ahí. Vivo mucho en la orilla del mar donde se produjo la peli. Y Selva en la orilla y mis vecinas las gaviotas, todo ese espacio que amo se traslucen en cada fotograma.

L. P. M.: -Fotogramas muy atractivos y genuinos

Mercedes Farriols: –Una persona que vivió la experiencia en la Galería Buenos Aires Sur dijo: belleza extrema… Todas las estaciones en un momento. Claro, otra espectadora dijo: son todos cuadros, llega un momento que el espectador está allí. En ese mar, inmenso, contundente. Y la madre de Selva es su madre. O su abuela. Cada una viaja donde puede y con una máscara puesta ni te cuento. Un flash. Muy fuerte.

L. P. M.: -Justamente hay un metalenguaje en la peli. Porque también hay alguien que observa con máscara, observa la realidad que vos elegís mostrarnos.

Mercedes Farriols: –Bueno. La máscara es un metalenguaje claro. Fue una intensa búsqueda con Víctor Zevi el artista que las confeccionó. Y trasuntan infinitas emociones.

L. P. M.: -Al parecer esta sociedad tan hipócrita no te permite llegar a tu interior, a tu esencia o al menos aquí (en occidente) estamos muy encasillados o encerrados en los pensamientos, creencias impuestas, antiguas y estamos aterrados, muy, demasiado aterrados de sacarnos esas capas de máscaras. Por eso decís diferentes, que en realidad somos todos.

Mercedes Farriols: –Hay una gran máscara en la peli que es el cerebro. El de Selva y que Mercedes Farriols: No soy normal. Y si estuviera en lugares normales me decepcionaría de mí misma. 2nos representa a todos. La lucha del lado izquierdo del cerebro que lo domina todo y como dice el tema de la peli… cerebro parlanchín. Y como decís si dejáramos actuar y darle el mando al cerebro derecho… Todo es más simple. Más niña… Más pura… más libre… Volver a ser niña, y eso es lo que pasa en esta experiencia: parece una salita de cuatro. Todo el mundo jugándose sin zapatos. SIN CELULAR. Porque se deja a la entrada una mini máscara. Uffff, toda una entrega. El celu es la gran máscara que si no lo dominamos nos domina. Ya no deja relacionarnos… mirarnos. Yo espero que en momentos íntimos cómo hacer el amor alguien lo esté apagando o dejando en otra habitación. Porque al baño la gente lo lleva.

L. P. M.: – ¿Qué nombre le ponés a la parte derecha de nuestro cerebro?

Mercedes Farriols: –Creo que el lado derecho es para mí: Mechita, yo chiquita… Infantil. Equivocándome. Probando. Revelándome. Sin peinarme. Pintándome una sola uña y con medias de un color y otro. El cerebro derecho se llama:
Laurita… Carlitos… Bebita… Arielito… Con el mayor respeto que le debemos a nuestra niña interior.

L. P. M.: -Te pregunto por la letra de la canción que es de tu autoría. “Si desde hoy… “. La amé! ¿Qué pensás de lo siguiente?

Mercedes Farriols: –Si desde hoy caminara hasta mi nacimiento lograría ser invisible.

L. P. M.: – ¿Podríamos hoy, en el presente, vaciarnos y transformarnos en seres libres e invisibles sin tener que renacer o pensar en el futuro?

Mercedes Farriols: –Para mí, sí, total. Es una metáfora por supuesto, que incluye toda orientación… Religión o filosofía. La Poesía es inclusiva.

L. P. M.: -Aunque da la sensación de no encajar, o la mayoría están locos, obviamente nombrados locos o encerrados en alguna enfermedad. ¡La locura es precisamente eso! Que sean los diferentes. No comprendo la división. Creo honestamente que somos todos iguales.

Mercedes Farriols: –Contrastes es la Gran metáfora que nada tiene que ver con la Matrix. Por eso uso siempre en mi creación al Mar … El Agua como gran metáfora: bajo el agua hay igualdad. Los lentos se hacen rápidos y nos tranquilizamos porque da lo mismo.

L. P. M.: -Sos muy jugada, ya que no creo pretendas ser comprendida.

Mercedes Farriols: –Hoy vos me comprendés y es un regalo. La conexión… la empatía.

L. P. M.: -Creo que nos hacés un gran favor al expresarte así, tan valiente y hablás por muchos que pensamos y vivimos así pero no nos animamos a gritárselo al mundo.

Mercedes Farriols: –Eso está fuera del Tiempo. Sin tiempo. Aquí y ahora. Eso es Arte como decía Kandinsky.

L. P. M.: -Arte atemporal sin pretensiones.

Mercedes Farriols: –Soy enferma de optimismo y siempre tiro para arriba y doy todo sin esperar. Lo del otro es lo del otro. Como en el Amor. Todo sin esperar. Y gratitud.

L. P. M.: -Dicen que detrás de esa sabiduría se esconde un gran sufrimiento. Como Neo en Matrix, o en Inception.

Mercedes Farriols: –El sufrimiento es innegable. Une a los humanos y a los animales. Y la búsqueda de la Felicidad también nos une. Así que son dos bienes comunes e innegables.

Mercedes Farriols: No soy normal. Y si estuviera en lugares normales me decepcionaría de mí misma. 3

L. P. M.: -Gracias por tu apertura mental y por compartirla!

Mercedes Farriols: –Cuando quieras. Somos espejo.

L. P. M.: – ¿Cómo relacionás el silencio con el mar? El silencio nuestro que está casi perdido por su incomodidad.

Mercedes Farriols: –Soy buzo. Y lo que más se acerca al vaciamiento mental que exploro con la meditación y el Arte y que impregna mi creación, mis relaciones, mi vida, es el silencio del fondo del Mar.

Una persona de la audiencia dijo el otro día: se agradece el silencio, la quietud y la tranquilidad en los tiempos que vivimos. Así que vamos bien.

Ando mucho por el Mundo y siempre las creaciones argentinas son apreciadas y esperadas. Ojalá cada creador esté creando lo que necesite y sin miedo a realizar lo que de nosotras se espera.

L. P. M.: ¿Pensás que en el futuro puedas realizar en Argentina estas experiencias en sala normal de cine?

Mercedes Farriols: –Ya estuve en salas de cine. Ahora estoy por otro lado. No soy normal. Y si estuviera en lugares normales me decepcionaría de mí misma. Tal vez en un futuro las salas de cine sean lugares anormales entonces seguro que vuelvo.

L. P. M.: ¿Se sigue proyectando?

Mercedes Farriols: –Próximas proyecciones en CABA: 2 y 4 de Agosto a las 20 hs. en Espacio de Arte y Ocio, La Cantera, en Av. Scalabrini Ortiz 1176. Luego voy a Italia. Y en setiembre estamos en Galerías de Arte en la Costa argentina.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here