Por Pablo Arahuete

Artista formado en el teatro independiente, Marcelo Subiotto (Buenos Aires, 1967) empezó a incursionar en el cine y la TV con mayor frecuencia en años recientes. Este 2019 en particular ha resultado por demás fructífero para él, con roles importantes en los largometrajes El Bosque de los Perros, Hojas verdes de otoño, Delfín, La Afinadora de Árboles (ver crítica) y la inminente La Deuda. Con motivo del estreno de La Afinadora… el intérprete de Animal y Familia sumergida se prestó a una entrevista con CineFreaks donde detalla aspectos de su trabajo para la película de Natalia Smirnoff y desliza algunas apreciaciones personales sobre el arte y la profesión.

Pablo Ernesto Arahuete: -Sin anticipar mucho se podría decir que tu personaje Francisco ocupa un rol un tanto pasivo en la dinámica de la pareja con Clara. ¿Considerás que las crisis son chances de cambiar para mejorar, o todo lo contrario terminan por cerrar vínculos afectivos?


Marcelo Subiotto: –Creo que, al contrario, Francisco cumple un rol muy activo, el típico padre que se asume como sostén económico y como contención de toda la familia. Este exceso de ocupaciones lo va a llevar a una actitud omnipotente que lo enfrentará con sus propios límites.

P.E.A: – ¿Qué te resultó interesante de la propuesta cuando tuviste en tus manos el guión?

Marcelo Subiotto: –El guión me pareció super interesante, me gustaba, en particular, la psiquis de Francisco, un hombre aparentemente fuerte pero con una gran imposibilidad para poder ver su fragilidad, y mucho menos asumirla.

P.E.A: – ¿Cómo trabajaste el vínculo con Paola Barrientos, quien interpreta a Clara, tu pareja y socia?

Marcelo Subiotto: –En realidad fue un trabajo que realizamos junto a Natalia, entendiendo y aportando las miradas que cada uno tenía sobre el vínculo y acordando, a partir de las propuestas de la dirección las cuales comparto, trabajar sobre el devenir y no el momento de explosión del conflicto.

P.E.A: -Venís de haber participado de una serie de HBO con una mega producción detrás, El jardín de Bronce segunda temporada, serie donde casualmente compartís elenco con Paola Barrientos igual que en La afinadora… ¿Qué puede aprenderse de producciones tan grandes en materia de estructura para mejorar las producciones independientes de nuestro cine, sin reparar en el argumento real de las asimetrías de presupuesto como única diferencia cualitativa?

Marcelo Subiotto.Marcelo Subiotto: –Lo importante, para mí, es tener una propuesta narrativa y estética clara, a partir de ahí vienen las elecciones técnicas. Las producciones importantes, como las de HBO, ofrecen posibilidades técnicas que posibilitan resultados ricos a partir de los recursos dados por esa producción, pero ese producto será de calidad a partir de la propuesta creativa que los utilice.

P.E.A: -Sin spoilear: Cuando tuviste que encontrar al personaje de Francisco, abogado, buen padre y representante de Clara. ¿A qué se debe, según tu mirada, el desplazamiento y la postergación constante a la que se somete cuando no predomina el acto por amor? ¿Ceder o postergarse siempre es una manifestación de amor?

Marcelo Subiotto: –Francisco no vive lo que sucede como postergación, creo que la situación es un espejo que le permitirá tener una imagen menos distorsionada de la que tiene sobre sí mismo.

P.E.A: -Cine, teatro, TV, algunos dirían que sos un actor todo terreno… ¿dónde sentís mayores desafíos y crecimiento respecto a tu manera de entender la profesión, la poética y el arte?

Marcelo Subiotto: –El teatro es mi continente, pero en estos últimos años, la posibilidad de haber formado parte de diversos proyectos de cine y tv, me acercó un territorio nuevo que posee desafíos muy ricos en el terreno de la actuación.

P.E.A: – ¿A cuáles personajes, en la medida en que podés elegir, preferís no aceptar y por qué?

Marcelo Subiotto: –No tengo un personaje arquetípico que me lleve a decir que no antes de ver el proyecto y el personaje que me propongan.

P.E.A: -Sin anticipar mucho, se aproxima otra película donde otra vez te toca un personaje atravesado por una red de vínculos algo tóxicos, y de carácter independiente absolutamente. Me refiero a La Deuda. ¿Cómo fue tu trabajo con el director Gustavo Fontán y sobre todo con la actriz Belén Blanco?

Marcelo Subiotto: –Fue un proyecto muy hermoso, admiro el cine de Fontán y el trabajo de Belén, el personaje que me toca encarnar es de una inmensa imposibilidad afectiva y vincular, un solitario que no sabe como salir de sí.

P.E.A: -Volviendo a la película de Natalia Smirnoff: se puede pensar que afinar es de cierto modo ordenar o corregir algo que desentona. ¿En qué situaciones sentís que debés desafinar para generar un cambio?

Marcelo Subiotto: –En todo.

Ver entrevista a Paola Barrientos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here