Por Pablo Arahuete

No se trata de una película sobre la ceguera como bien define su director Fernando Zuber en la entrevista, sino de las aristas invisibles de la imposibilidad de un padre que padece de ceguera para entablar un vínculo con su hijo sin caer en la dependencia total. Ese es el principal atractivo de esta opera prima austera porque hay un lugar para la observación desde la mirada del hijo en tránsito hacia la adolescencia.

Pero también es la contemplación de ese vínculo padre e hijo el elemento central y que va creciendo a medida que el drama intimista aflora en pantalla. Para ello, una acertada elección de casting -incluso de un actor vidente para meterse en la piel de este padre no vidente- realza la performance de Marcelo Subiotto. No sólo con la verosimilitud de su personaje sino también por esa fragilidad que transmite al verse privado de la vista en los mejores momentos de la película.


Fernando Zuber: 2

Y así como Subiotto encuentra a su personaje sin esfuerzo, Benicio Mutti Spinetta entrega absolutamente todo desde el cuerpo y la turbulencia de despertares que se ve alterada por una realidad de intercambio de roles. Pareciese que la trama entonces avanza por distintos modos de ceguera, acompañada de ausencias y del eco de ese cine pensante, que sabe dosificar recursos para encontrar una identidad propia sin mirar espejos ajenos.

 

Ciegos: El hijo sostén 1Título: Ciegos
Título Original: Ídem
Dirección: Fernando Zuber
Intérpretes: Marcelo Subiotto, Benicio Mutti Spinetta, Luis Ziembrowski
Género: Drama
Clasificación: No disponible
Duración: 81 minutos
Origen: Argentina
Año de realización: 2019
Distribuidora: Independiente
Fecha de Estreno: 5/12/2019

Puntaje: 8 (ocho)

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here