Por Rodrigo Rago

No es ninguna sorpresa ni tampoco un descubrimiento anunciar que las historias de Spike Lee están dedicadas completamente a transmitir fuertes denuncias sociales que dejan en evidencia el racismo, la violencia institucional, y la falta de derechos que sufre el pueblo negro, sobre todo en la tierra natal del director: Estados Unidos.

5 sangres: Estar de vuelta no es fácil 3Esta vez, en 5 sangres (Da 5 Bloods), Lee nuevamente confía en el poder redentor del cine para visibilizar la lucha antirracista, y esto lo deja en claro en una de sus últimas frases sobre el film: “Mi película no habla sobre Vietnam; mi película habla sobre lo que ocurre ahora mismo”.


Acá seguimos a un grupo de 4 excombatientes negros que luego de décadas vuelven a reunirse en Vietnam para encontrar y llevar a casa los restos de su compañero y jefe de escuadrón “Stormim” Norman (Chadwick Boseman). Además, en su radar de búsqueda figura la promesa de un tesoro de 20 millones de dólares en barras de oro, que ellos mismos se encargaron de enterrar en los tiempos de guerra.

5 sangres es una película que intenta hilvanar en diferentes tramas como el contexto histórico en Estados Unidos, el racismo tanto actual como del pasado, los traumas ocasionados por la guerra, los fantasmas y demonios que atormentan. Es un film que encuentra su fuerza en un metraje al mejor estilo “protesta” para lograr los claros discursos anti raciales que el director propone en cada una de sus películas. En este caso, la rabia y el dolor proclaman que el pueblo afroamericano fue enviado a pelear por un país que jamás los reconoció como seres humanos.

Es así como sin problema alguno, Lee presenta los horrores de aquella era utilizando recursos como imágenes de archivo o fotografías, dejando bien en claro que las cicatrices van más allá que los disparos o las bombas, las cuales se representan en miradas llenas de rencor o en los eternos resentimientos que se transmiten de una generación a otra. Otro de los aciertos de Lee, además del uso del formato en 4:3 para remitir a los flashbacks, es la utilización de los mismos actores en los tiempos de guerra que en el presente. Con esto intenta decirnos a nosotros los espectadores, que los recuerdos espeluznantes siguen pegados y que a pesar de que sus vidas siguieron su camino, el tiempo no ha curado nada.

El guion por su parte se encarga de construir un astuto discurso que evade los lugares comunes sobre el racismo para crear algo más sustancioso: la noción sobre el individuo en medio de condiciones brutales pero, a la vez, esa herencia de la pertenencia que se lleva a cuestas como un estigma invisible. Y es gracias a esto (y al elenco, soberbio por donde se lo mire) que cada personaje cuenta con su cuota de carisma y juntos se irán desarrollando a medida que pasan los minutos gracias a una dinámica innegable que se establece entre ellos.

Y si vamos a hablar de desarrollo de personajes, debo hacer un espacio especial para mencionar el trabajo actoral de un Delroy Lindo gigante, que se encarga de interpretar a Paul: un hombre con mucho odio guardado por culpa de la guerra que siempre está al borde de explotar en enojo. Su viaje físico y mental a través de la jungla es simplemente fascinante; su entrega es tan real, tan cruda y dolorosa que simplemente lo posiciona como una de las mejores actuaciones de este 2020.5 sangres: Estar de vuelta no es fácil 4

5 sangres sabe cómo contar su historia con un ritmo tranquilo pero a la vez incesante. No se acelera pero nunca se detiene a esperar a que sucedan cosas. Aun así, a mitad de película se producen algunos giros narrativos que, a mi entender, no están del todo bien trabajados. Donde pudo haber melancolía y sorpresa, solo nos queda una sensación extraña e incluso un poco molesta.

No obstante, llegando al final el film se recupera de estos pequeños tropiezos (si es que se pueden llamar de esa manera) y tras finalizar el tercer acto logra conseguir lo que vino a buscar desde un principio: la reflexión personal de lo que somos en realidad, sin importar el color de piel. Quizás suene un tanto obvia, pero no pudo llegar en mejor momento.

Black lives matter.

5 sangres: Estar de vuelta no es fácil 2Título: 5 sangres.
Título original: Da 5 Bloods.
Dirección: Spike Lee.
Intérpretes: Delroy Lindo, Clarke Peters, Norm Lewis, Isiah Whitlock Jr., Chadwick Boseman, Jonathan Majors, Jean Reno, Paul Walter Hauser, Veronica Ngo y Mélanie Thierry.
Género: Drama bélico.
Clasificación: Apta para mayores de 16 años.
Duración: 154 minutos.
Origen: Estados Unidos.
Año de realización: 2020.
Distribuidora: Netflix.
Fecha de estreno: 12/06/2020.

Puntaje: 9 (nueve)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here