Por Rodrigo Rago

Escrita y dirigida por María Paz González, Lina de Lima es una película que retrata la vivencia rutinaria en vísperas de navidad de una mujer que hace 10 años vive en otro país por cuestiones laborales.

Lina (interpretada por la excelente Magaly Solier) es una mujer adulta, trabajadora y cariñosa que al igual que muchísimos migrantes decidió dejar su país natal para poder mantener a su familia en la distancia. Su trabajo como ama de casa de una familia de clase media alta le proporciona lo suficiente para poder residir en Chile y, al mismo tiempo, para poder enviar el suficiente dinero que sus parientes necesitan.


Al igual que todos los años, Lina se encuentra esperando su viaje a Perú para poder pasar las fiestas junto a su hijo Junior. A pesar de que Lina ha dejado todo de lado para ejercer su rol de madre a la distancia, su mayor dolor nace a partir del reciente desinterés de su hijo, que al llegar a la etapa de su adolescencia comienza a alejarse cada vez más de su vida.

Y es así como Lina, en una búsqueda de combatir el dolor que conlleva estar en una situación de esa índole, comienza un viaje íntimo donde intentara redefinirse a sí misma a medida que explora su propia identidad y sus propios deseos.

Lina de Lima es una película novedosa que se arraiga en los anhelos de aquellos migrantes que enfrentan con optimismo su situación de vida. Podría definirse como un drama realista que busca en cada rincón de la cinta, representar los sentimientos a los cuales se enfrenta nuestro personaje. Un film que no se queda en el encasillamiento que estos dramas suelen proponer, sino que busca una salida alternativa y a la vez original jugando con momentos musicales de gran calibre cinematográfico para retratar la imaginación de Lina.

Y son justamente estos momentos musicales los cuales se encargarán de desarrollar (junto al buen guion que posee la película), a este personaje que a pesar de la pesadez constante que implica estar en vísperas navideñas lejos de su hijo, se muestra íntimamente llena de color y de nostalgia. Solo que necesita de alguien para poder brillar.

Esta película se puede calificar como una cinta fresca que acompaña en todo momento a un personaje que, a diferencia de su imaginación, choca constantemente con los problemas de la realidad. Pero a pesar de todo, se enfrenta a ellos sin llorar, sumergiéndose a sí misma y a nosotros los espectadores en un mundo interior el cual es colorido, armonioso, y lleno de música. Un film que al tratar un tema dificultoso como la migración, sabe cómo sacar alguna que otra sonrisa ingenua; y si nos dejamos llevar por ella, podría asomarse alguna que otra lágrima.

Un gran debut de la realizadora María Paz González que a pesar de ser su primera ficción, pareciera que tiene una mayor experiencia dentro del mundo del cine.

Título: Lina de Lima.
Título original: Idem.
Dirección: María Paz González.
Intérpretes: Magaly Solier, Emilia Ossandón, Javiera Contador.
Género: Drama.
Duración: 83 minutos.
Clasificación: Apta para mayores de 16 años.
Origen: Chile.
Año de realización: 2019.
Distribuidora: Cine.Ar
Fecha de estreno: 02/07/2020.

Puntaje: 8 (ocho)

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here