Por Pablo Arahuete y Maximiliano Curcio

¿Quién no se estremeció con el rasguido de los violines de Psicosis en la ducha, cuando la sombra detrás de la cortina vaticinaba lo peor? Cuentan que el propio Alfred Hitchcock quedó estupefacto al oír ese sonido chillón mientras Bernard Hermann se mostró apenas satisfecho. Y así, la sociedad entre el maestro del suspense y este neoyorkino de ascendencia judía se extendería por años en otros títulos como Vértigo, El hombre que sabía demasiado, ¿Quién mató a Harry?, Cortina rasgada.
Sin embargo, el nombre de Bernard Hermann, compositor respetado por Hollywood, quien falleciera en Los Ángeles a pocas horas de haber terminado de grabar la partitura para Taxi driver, también está asociado a grandes realizadores como Truffaut, para quien compuso Fahrenheit 451 o el mismísimo Orson Welles al encargarle la banda de sonido de El ciudadano, sin dejar de mencionar el papel de este notable inconformista en la versión radial de La guerra de los mundos.
Podés escuchar el episodio acá: https://www.youtube.com/watch?v=FtKJadkDG6k&feature=youtu.be


Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here