A punto de estrenar por streaming Giro de Ases, el crítico y mago Sebastián Tabany diálogo con nosotros. Entre la amena charla no pudo estar ausente ni el cine ni la magia, y en un abracadabra -o un abrir y cerrar de ojos- esta entrevista se plasma en la virtualidad de la pandemia para volver a crear y creer en otro universo posible.

Por Pablo Arahuete

Pablo Arahuete: –Teniendo en cuenta que una de tus habilidades es la magia, ¿resultó más fácil escribir el guión o buscaste por otro lado la historia?


Sebastián Tabany: –Resultó más fácil porque yo sabía lo que quería contar a través de los efectos mágicos. Sabía que en ningún momento iba a revelar secretos y también qué trucos quería mostrar y cuales no de acuerdo a la historia y los personajes. Eso fue cambiando un poco en la producción con revisiones de guion pero siempre hubo una lista de trucos que yo quería incluir.

P.A: –¿Cómo fue la experiencia de dirigir tu ópera prima junto a Fernando Diaz?

Sebastián Tabany: –Al ser director y productor, Fernando me dio el apoyo total para que yo pueda realizar mi visión. También el contexto que otorgó desde la selección de parte del equipo técnico y los consejos fueron invaluables.

P.A: –¿A qué obedece el homenaje a René Lavand, y por qué lo incorporaste en Romina Gaetani?

Sebastián Tabany: –Originariamente el guion tenia el personaje de René Lavand incluido. Yo había hablado con él y él había aceptado la propuesta pero lamentablemente falleció antes de que podamos empezar la produccion. Entonces tuve que reescribir su parte que la terminó haciendo Henry Evans en un papel completamente distinto. El personaje de René, Romina, no se llamaba así y fue mi homenaje hacia Lavand. Fue idea de ella utilizar frases que el ilusionista tandilense decía en sus shows, también fue idea de ella -y me gustaría aclarar que Romi es una genia de la actuación, super dedicada, profesional y muy colaborativa- que su mano derecha esté siempre en el bolsillo. Detalles como el bastón y la forma de hablar que tiene lo fuimos armando en los ensayos.

P.A: –¿Puede un mago disfrutar de un acto de magia sin buscar dónde se encuentra el movimiento invisible o la ilusión que determina la efectividad de ese truco? ¿Cómo eras vos cuando empezaste a interesarte por la magia?

Sebastián Tabany: –Los magos disfrutamos de la magia porque es algo que hacemos cotidianamente. Hay detalles que nosotros podemos apreciar que el público no, aún cuando sepamos cómo se hace tal o cual truco. No pasa por saber el secreto sino en disfrutar la presentación, la técnica, la rutina. Yo no pienso conscientemente dónde está el secreto sino que sale automáticamente por ser mago de años y así me puedo enfocar en otras aristas artísticas sin tener que preocuparme por eso. Cuando yo empecé a hacer magia todo me resultaba nuevo. Ahora veo las otras cosas. Pero la capacidad de asombro la tengo, solo que miro las cosas diferentes.

P.A: –¿Qué tipo de espectador busca Giro de Ases?

Sebastián Tabany: –Giro de Ases es una película para todos, no tiene un espectador único. Busca a alguien que le guste una historia de amor, pero también tiene elementos fantásticos y presenta un mundo nuevo, que es de la comunidad mágica. Yo creo que para cualquier persona curiosa esta película es ideal.

P.A: –¿En qué se parecen el cine con su artificio y la magia con su acuerdo implícito de credulidad con el público?

Sebastián Tabany: –El pionero del cine y de los efectos especiales, George Méliès, era mago. La magia es anterior al cine, pero ambos son artes visuales donde la técnica se esconde para crear un verosímil. En la magia es la técnica o lo que sea necesario para lograr asombro. Y en el cine… es lo mismo. Ambos son artes representativas que utilizan diversos medios para llegar a un fin: ya sea emocionar, asombrar o provocar diversas emociones. En realidad son artes muy similares.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here