Por Alan Prince

En 1998 se estrenaba Mulán, una propuesta animada de Disney que se inspiraba en un poema chino, escrito en el siglo XV.

Centrado en una mujer que tomaba el lugar de su padre para ir a la guerra, la película fue duramente criticada en China, pero en cambio para el resto del  mundo representó una de las pocas heroínas (además de Bella) de Disney que no dependían de un príncipe que las rescatara.


Como era de esperarse, el filme se adornaba con canciones y animales parlantes (en este caso Mushu, el dragón, quien estaba acompañado por un grillo).

Más de 20 años después y luego de haber visto adaptaciones calcadas de la animación all live action como fueron Aladdin, El rey león o La bella y la bestia, la valiente heroína sin príncipe no podía faltar. Esta vez nos encontramos con una propuesta más en sintonía con El libro de la selva o incluso Dumbo.

La directora Niki Caro (Jinete de ballenas) optó por eliminar los musicales y animales parlantes para centrarse íntegramente en la acción, un detalle que fue repudiado en redes cuando fue anunciada esa decisión. Algo que personalmente no me molesta, porque ver a Mulán 2020 sin aquellos elementos es algo que agradezco, ya que la directora no cayó en la pereza de copiar y pegar de su anterior versión animada sino que creó algo nuevo.

Desde su estética y escenas de acción, el filme no parece una producción de Disney. El hecho de ser apta para mayores de 13 suma muchísimo al estudio del ratón, que siempre nos brinda propuestas ATP.

Este detalle amplía el abanico que ofrece Disney respecto a sus películas,  no parecen producciones con una fórmula prefabricada como ya veníamos viendo hace tiempo. Sin embargo, no deja de inquietarme el hecho de que en muchas oportunidades la comparación con la versión animada debe ser mencionada.

Veamos: la versión animada es una adaptación libre del poema de donde se inspiró la historia y el hecho de americanizar el filme fue el principal enojo en China. Es injusta la comparación porque si bien Mulán de 1998 tenía elementos propios de Hollywood, en aquella época fue revolucionario el planteo a cargo de una heroína en Disney, capaz de subsistir por sus propios medios y sin ayudantes en el camino. La versión live-action es mucho más fiel a la cultura asiática y seguro que si se hubiese estrenado en aquella época hubiese hecho historia.

Aclaro, entonces, que hoy el impacto es menor y agradezco nuevamente que la directora no haya focalizado el filme en las diferencias de sexo, porque sería caer en lo mismo de siempre. Pero sí debo objetar que el ritmo en el tercer acto se siente apresurado, como si a la directora le hubieran dicho que le quedaban 10 minutos y debía resolver todo enseguida.

Si habrá o no secuela,  se verá, aunque considero que Mulán 2020 no tiene nada que envidiarle a su versión animada.

Título: Mulán.
Título Original: Mulan.
Dirección: Niki Caro.
Intérpretes: Liu Yifei, Donnie Yen, Gong Li, Jet Li, Jason Scott Lee, Rosalind Chao, Utkarsh Ambudkar, Tzi Ma, Yoson An.
Género: Aventura de época, Acción, Drama.
Clasificación: Apta para mayores de 13 años.
Duración: 120 minutos.
Origen: EE.UU./ Canadá/ Hong Kong.
Año de realización: 2020.
Distribuidora: Disney+.

Puntaje: 7 (siete)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here