Por Juan Blanco

Se busca pareja es otra de esas películas en las que adultos competentes se comportan como adolescentes imbéciles, en las que existe un destino (o un guión muy malo) que decide arbitrariamente por los personajes y en las que por esas cosas de la vida (o del cine) el mundo nunca es tan injusto como para negarle a nadie la oportunidad de amar.

Se busca pareja: Abajo el amor 4


Y vivieron felices, envejecieron comiendo perdices y se acompañaron mutuamente hasta ya no tolerar sus malos alientos matutinos. Luego expiraron. Hoy, mucho tiempo después, sus hijos y nietos los recuerdan con cariño; como debe ser. En Se Busca Pareja no sabemos todo esto ni siquiera cuando la bobalicona comedia romántica del guionista y director Gary David Goldberg (Mi Viejo) se da por terminada. Pero sabemos que ese es el epílogo que aguarda más allá de los créditos finales, al igual que sabíamos cómo iban a ser las cosas antes de que Jake y Sarah se conocieran; incluso antes de que se apagaran las luces de la sala. Aunque en realidad estas trivialidades ya no deberían molestar a nadie, pues se trata de los milenarios cimientos del American Romantic Comedy Silly Institute (me reservo el significado de la palabra silly, y se lo dejo al lector aventurero que guste de investigarlo); pero molestan, las obviedades estúpidas siempre molestan, y en las comedias románticas lo hacen cada vez más.

Se busca pareja: Abajo el amor 5Se trata de otra de esas películas en las que adultos competentes se comportan como adolescentes imbéciles, en las que existe un destino (o un guión muy malo) que decide arbitrariamente por los personajes y en las que por esas cosas de la vida (o del cine) el mundo nunca es tan injusto como para negarle a nadie la oportunidad de amar. Suena un poco a resentimiento de solterón, ¿no? Pero no es tal cosa, sino más bien indignación de espectador de cine (o de crítico, para el caso…) harto de que le tomen el pelo.

Pero a no malentender el asunto: las comedias románticas, ya sean americanas, europeas o asiáticas, no tienen nada de malo a priori. Hay excelentes muestras de la supervivencia del género, aún hoy y después de tantos años de oficio, desde aquellas épocas no aptas para diabéticos en las que reinaban Rock Hudson y Doris Day hasta los tiempos en que Harry conocía a Sally, Billy Crystal proponía olvidarse de París o a Julia Roberts se le casaba el mejor amigo, después de que ésta se sacara la grande tras prostituirse con Richard Gere; pruebas de que aún estas historias pueden ser un vehículo de lujo para las emociones relacionadas con el amor, los afectos en general y hasta el sexo casual (¿por qué no?). Para Se busca pareja: Abajo el amor 6ejemplos bien recientes de comedia romántica americana decente tómese Alguien como tú, Cómo perder a un hombre en 10 días o Señales de amor. Y hasta véase un caso insólito, como ser el de nuestra filmografía, con la llegada de la mejor comedia romántica gestada en territorio argentino en años… Me refiero a No sos vos, soy yo; una astuta combinación de drama, comedia y romance incapaz de dejar a un espectador con la indiferencia que hoy acostumbra el género alrededor del mundo y, decididamente, sin nada que envidiarle a las romanticonadas del Norte. Y aunque no sea por menospreciar a nuestro cine, hay que considerar que si en la Argentina se puede hacer una buena, cuando no excelente, comedia romántica, no debería existir en pleno 2005 una de tan bajo calibre como Se Busca Pareja. Pero existe, only in América, y la protagonizan el genial John Cusack, la subvalorada Diane Lane y un perro llamado –en la ficción- Madre Teresa (que deja lugar al mejor chiste de toda la película en boca de Cusack).

Se busca pareja: Abajo el amor 7Ella es una maestra jardinera recién divorciada y que piensa que su vida en el plano sentimental acaba de terminársele a raíz de la separación. Es linda y brillante pero el guión dicta que tiene que ser amargada y necia. Por eso Sarah cree que no puede, ni podrá jamás, conquistar a otro hombre (al menos con la dentadura completa), a pesar de tener a toda una legión de familiares y amigos (estos últimos gays, obvio) insoportables diciéndole lo contrario y tratando de arreglarle citas de prepo con toda clase de freaks (el truco del montaje con los encuentros entre ella y los esperpentos de turno es tan viejo como lamentable).

Pero para resolver el asunto de una vez por todas entrará en la ecuación Jake, un hombre también divorciado, con el corazón roto y arrastrado por su mejor amigo (¿cuándo no…?) a concretar una cita a semi-ciegas con Sarah en ese parque donde se intentará justificar la postal del afiche con el banco de plaza y el perro -que no tiene nada que ver con nada más que con el título-. Esas cosas de internet y los correos sentimentales que últimamente le sirven más al cine que a la gente concretamente, pero buá… ellos se van a juntar en el parque, Cusack va a empezar a bombardear a la mujer con esas teorías de vida locas y la energía que lo caracterizan (desde siempre), y Lane se va a ofender porque es una señora de su casa y piensa que el tipo está salido de algún manicomio o escuela de “malos modales”.

Se busca pareja: Abajo el amor 9El tema es que estos dos pobres grandulones se conocerán, se llevarán mal al principio, bien después, más o menos más tarde y acabarán juntos a pesar de las tantas dificultades que les sorteará la película de Goldberg para –intentar fallidamente- hacerle creer a los espectadores que el final no está cantado desde los títulos. Y si Cusack y Lane juntos tienen menos onda que pelo de coreano en realidad es por culpa de un libro ridículo ahogado en convenciones e inverosimilitudes que van mucho más allá de la tolerabilidad que suele demandar –y que merece- el género; aún en estos tiempos gastados en los que pareciera que ya no se puede contar bien una historia de amor.

Se busca pareja: Abajo el amor 2Título: Se busca pareja
Titulo Original: Must love dogs
Director: Gary David Goldberg
Género: Romance, Comedia, Basado en novela
Intérpretes: Diane Lane, John Cusack, Elizabeth Perkins, Christopher Plummer, Dermot Mulroney y Stockard Channing
Duración: 98 minutos
Origen: Estados Unidos
Año Realización: 2005
Distribuidora: Warner
Fecha Estreno: 22/09/2005

Puntaje 3 (tres)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here