Por Laura Pacheco Mora

A veces, nos cruzamos con personas que atraviesan, desde una perspectiva común, una real lucha interna y nos preguntamos cómo siguen en pie… quizás la pregunta crucial sea: ¿de dónde sacan la fortaleza para regalarnos una sonrisa tan simple, real y alentadora?

One shot (2018), es un film de Sergio Mazza –director y guionista-, que relata dos historias de vida en paralelo, la principal es la de Marita (María Laura Aleman) una mujer transexual de 60 años que vive en un pueblo de Entre Ríos, su exesposa Mercedes (Esther Goris), una de sus hijas interpretada por Belén Blanco, sus dos nietos y un socio de la escribanía de la que es asociada, Company (Hugo La Barba). Marita decide hacerse cargo de su vida e identidad, lo que repercute en todos los ámbitos de su vida y en sus allegados. Por otro lado, conocemos a Chan (Chang Hung Cheng), a quién le dicen Sensei, un chino que fue enviado para trabajar en un supermercado, pero que no quiere esa realidad, desea simplemente ser feliz y elegir cómo vivir. Ambas vidas contrastan por su origen y motivación, sin embargo, se asemejan desde un lugar más íntimo: revelarse y luchar ante la sociedad para ser quiénes son en verdad, más allá de las fronteras.


Sergio Mazza eligió contar una historia fuerte, brindándole casi todo el protagonismo, a sobre cómo se vive la transexualidad -tema recurrente en nuestro país-, el drama que viven sus familiares y la condena social; y, en paralelo, aunque con menos fuerza dramática, otra realidad muy dura, con la que convivimos cotidianamente. Sin dudas, para un observador, resulte muy interesante conocer la procedencia de un chino que trabaja en un supermercado y lo que hablan entre ellos, ésta podría ser la historia de muchos. Las actuaciones son remarcables. Se destacan los diálogos de impecable factura y tanto la dirección, el guion, la música y la dirección de actores, nos hablan de la voz del autor y su particular estilo, en el que utiliza subtítulos para brindarnos información importante, poner énfasis en ciertos pasajes de diálogos o marcar el paso del tiempo y un manejo de cámara distinto para lograr sumergirnos en el film y no ser sólo espectadores.

La violencia transfóbica es un castigo al desafiar la norma del género, teniendo un asesinato cada dos días y una expectativa de vida de 35 (treinta y cinco) años. Alrededor de 200.000 chinos viven en Argentina, el 98% de ellos proviene de la provincia de
Fu-kien, y casi ninguno envejece en el país.

One shot: Realidades cruzadas 2Título: One shot.
Título Original: Idem.
Dirección: Sergio Mazza.
Intérpretes: Esther Goris, Belén Blanco, María Laura Alemán, Eugenia Schilling y Chang Hung Cheng.
Género: Drama.
Clasificación: Apta para mayores de 16 años.
Duración: 84 minutos.
Origen: Argentina.
Año de realización: 2018.
Distribuidora: Primer Plano.
Fecha de Estreno: 27/12/2018.

Puntaje: 7 (siete)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here