Por Diego Martínez Pisacco

Los fans de esta saga no la van a pasar mal pero la ausencia de Kate Beckinsale sin dudas le resta credibilidad a una precuela de ambientación medieval que sigue dando vueltas como en un círculo vicioso cuando el tema ya está claramente agotado…

Inframundo - La rebelión de los lycans: Amor al primer mordisco 3


Mucho han cambiado las tendencias en Hollywood desde el tardío estreno en la Argentina de la primera Inframundo (2003), allá por mayo del 2004. Por aquel entonces el cine de terror y fantasía era considerado mala palabra por una industria abocada a productos más pasteurizados como consecuencia directa o indirecta de coyunturas políticas volátiles (el atentado a las torres gemelas no debería ser soslayado del análisis). Las razones pueden ser materia opinable pero lo cierto es que el género había sufrido una curiosa transformación por parte de algunos realizadores como Stephen Sommers que subvirtieron el origen horroroso de algunos mitos y leyendas -como la momia, el monstruo de Frankenstein, Drácula o el hombre lobo- en ruidosas aventuras aptas para todo público con Van Helsing (2004) a la Inframundo - La rebelión de los lycans: Amor al primer mordisco 4cabeza. Len Wiseman fue otro director que abrevó en varias de esas criaturas clásicas para contar una historia diferente a las habituales. Y así llegó la Inframundo original con su particular revisión shakespeareana de Romeo y Julieta en las figuras de la vampira Selene (Kate Beckinsale) y el humano -luego lobizón- Michael (Scott Speedman). En esa película el debutante Wiseman demostró tanto conocimiento de los resortes del cine de acción que luego posibilitaría su contratación para dirigir la divertidísima Duro de matar 4.0 (2007). El enfrentamiento ancestral de vampiros y licántropos motivó la creación de una mitología no especialmente interesante en la que se destacaba una estética visual urbana, fría y nocturnal con demasiadas referencias a la todavía influyente Matrix (1999). Inframundo se disfrutaba hasta ahí gracias al talento de Wiseman y a la bellísima presencia de una Kate Beckinsale modelada por los dioses para encarnar a esta guerrera sedienta de sangre.

La secuela de 2006 -con Wiseman y compañía reiterando sus respectivos cargos- buscó Inframundo - La rebelión de los lycans: Amor al primer mordisco 5cambiar de escenario al trasladar la fuga de la pareja descarriada a bosques y montañas con cierto aire gótico medieval. Lamentablemente el guión era tan malo que a la media hora el sopor no dejaba a títere con cabeza. Más efectos, más decorados y más acción no garantizan nada e Inframundo: Evolución pagó el precio del olvido instantáneo por los desajustes de un argumento francamente mediocre. Esta vez ni Len Wiseman fue capaz de levantar al muerto y la saga parecía sentenciada indefectiblemente a su desaparición sin haber sido una completa decepción en términos comerciales. No obstante, los productores se guardaron un as en la manga al encomendarle la dirección de una tercera parte -en verdad una precuela dado que se sitúa mucho tiempo antes que los hechos narrados en Inframundo– al franco-griego Patrick Tatopoulos, cuya participación hasta el momento en las anteriores entregas se había limitado a la creación de los hombres lobo y a la dirección de arte en Inframundo: Evolución. Para esta tercera entrada en la franquicia se desestimó la intervención de Kate Beckinsale y Scott Speedman por motivos presuntamente narrativos. Pese a ello, un detalle del final de Inframundo: La rebelión de los lycans (2009) anticipa que si el filme convoca masivamente al público casi seguro se vuelva a recurrir al personaje de Selene en una nueva continuación.

La excusa del habitual guionista Danny McBride (esta vez asociado a Dirk Blackman y Howard McCain) apunta a reiterar el concepto del amor prohibido que sigue provocando un Inframundo - La rebelión de los lycans: Amor al primer mordisco 6efecto especular desde la presentación de todos los personajes principales en Inframundo. A la parejita interracial conformada por Michael y Selene se la contrastaba con la de Lucian (Michael Sheen) y Sonja (interpretada por Rhona Mitra en la película de Tatopoulos y la mucho más joven actriz húngara Jazmín Damak en la de Wiseman) desde otra línea temporal que aparecía a través de un flashback. Esa relación condenada al fracaso desde el vamos es encarada por Tatopoulos afortunadamente sin grandes aspamentos románticos que en este contexto sólo hubiese provocado la risa involuntaria. El resto de la trama desarrolla el germen de una revuelta por parte de los esclavos licántropos liderados por Lucian contra la raza de vampiros conducida por el siniestro Viktor (el genial Bill Nighy). Siendo Sonja la hija consentida de este último se sobreentiende el conflicto de intereses entre estos personajes agobiados por los vínculos de sangre, la lealtad, el odio y la traición. ¿El amor? Un sentimiento inútil y digno de débiles, diría Viktor…

Decididamente medieval en su ambientación, Inframundo: La rebelión de los lycans sólo Inframundo - La rebelión de los lycans: Amor al primer mordisco 7amplifica la información brindada en los filmes de Wiseman, encadena unas cuantas escenas trepidantes resueltas sin grandes luces por el debutante Tatopoulos y utiliza material de archivo para enganchar al espectador un segundo antes de que empiecen a correr los créditos finales. Los fans de la saga no la van a pasar mal pero la ausencia de Kate Beckinsale sin dudas le resta credibilidad a un producto que sigue dando vueltas como en un círculo vicioso cuando el tema ya está claramente agotado.

Inframundo - La rebelión de los lycans: Amor al primer mordisco 2Título: Inframundo – La rebelión de los Lycans
Titulo original: Underworld – Rise of the Lycans
Dirección: Patrick Tatopoulos
Género: Acción, Aventuras, Fantasía, Horror, Precuela
Intérpretes: Michael Sheen, Bill Nighy, Rhona Mitra, Steven Mackintosh y Kevin Grevioux
Duración: 92 minutos
Origen: Estados Unidos, Inglaterra
Año Realización: 2009
Distribuidora: Columbia
Fecha Estreno: 05/08/2009

Puntaje 6 (seis)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here